ERIK SOLHEIM ROCHA
23 de noviembre de 2016 / 05:42 p.m.

MONTERREY.- El coordinador de la bancada del PRI, Marco González, presentó reformas a los artículos 40 y 41 de la Ley de Administración Financiera de Nuevo León para que el Gobierno del Estado tenga que pedir autorización al Congreso para ejercer los recursos excedentes de sus presupuestos.

Según dicta la Ley de Disciplina Financiera, de todo el excedente, el 50 por ciento se va a pago de deuda y el otro 50 se usa a discreción; la nueva propuesta sugiere que ese 50 ahora tenga que ser consultado a los diputados.

En 2016 excedieron unos 7 mil millones de pesos.

“La Ley de Disciplina Financiera ya marca que el 50 por ciento de los excedentes se van a deuda o pago a proveedores y el otro 50 por ciento el Ejecutivo tiene todo el derecho de manejarlo de manera discrecional.

“Lo que estoy proponiendo es que el segundo 50 por ciento del excedente ya tenga que ser autorizado por el Congreso para saber en qué rubros se va a utilizar”, señaló el diputado Marco González.