MARCELA PERALES 
26 de junio de 2017 / 08:07 a.m.

MONTERREY.-  En Nuevo León existen las Universidades denominadas 'patito'. No tienen validez oficial.

Jorge acudió a una de ellas para hacer su prepa y cuando quiso ingresar a la Universidad se llevó una gran sorpresa. Su certificado era inválido.

“A primera vista no me convenció, yo sabía que algo iba a salir mal. Acudo a una Universidad, me comentan que el papel no tiene ninguna validez. Imagínese usted como me sentí después del sacrificio, es gente intolerable"

Se trata de la Universidad de Líderes Emprendedores de México, aquí ofrecen la preparatoria en un examen, la secundaria en dos meses, además de siete licenciaturas.

El equipo de Telediario contactó al personal para pactar una cita.

Con cámara oculta y como un civil interesado en certificar su preparatoria, acudimos a este plantel ubicado en el centro de la Ciudad, de manera personal pedimos informes y cuestionamos sobre el registro oficial de la Secretaría de Educación.

En el lugar aseguraron que la escuela tenía el Reconocimiento de Validez Oficial de Estudios, sin embargo, su nombre no apareció ni en la Lista Estatal de Planteles Incorporados, ni el Sistema Nacional de Información de Escuelas.

Cynthia Rocha Palafox, Asesora de la Dirección de Acreditación, Certificación y Control Escolar de la Secretaría de Educación señala que estas escuelas son solamente de asesoría y no de un plan de estudio avalado.

La Dependencia Estatal informó que en Nuevo León existen mil 925 escuelas incorporadas. De las llamadas patito, no se tiene una cifra exacta.

“Lamentablemente esos centros de asesoría no están regulados por la Secretaría de Educación, el ciudadano se expone a un tipo de apoyo para presentar un examen, pero no garantiza que acredite un examen”

“Ahí viene el problema al querer continuar con sus estudios o si planean algún ascenso en su trabajo, pues ese documento no tiene validez”.

El artículo 120 de la Ley de Educación en el Estado señala que son infracciones de quienes presten servicios educativos al ostentarse como plantel incorporado sin contar con la validez oficial.

También suelen incumplir con la Procuraduría Federal del Consumidor por publicidad falsa y no respetar los precios que prometen, señaló Ricardo Páez González, Delegado de la Procuraduría Federal del Consumidor en el Estado.

“Al prestadoras de algún servicio y los usuarios que se convierten en consumidores pues obviamente ya existe la relación de tipo comercial, usuario, consumidor y en este caso proveedor que es este tipo de escuelas”.

Aunque el problema esté latente, hasta el momento no ha habido alguna autoridad que ponga fin a las escuelas sin incorporación oficial a la Secretaría de Educación, tanto a nivel estatal como federal.


mmr