8 de febrero de 2014 / 02:27 a.m.

Monterrey.- La Universidad Autónoma de Nuevo León busca recursos federales extraordinarios por 500 millones de pesos, que vendrían a reforzar los proyectos que se tienen para este año.

Es la cantidad que se pidió, pero falta ver cuánto se aprueba, explicó el rector de la Máxima Casa de Estudios, Jesús Ancer Rodríguez.

El año pasado se les otorgó casi 400 millones de pesos en esos recursos extraordinarios, y para este año, en los recursos ordinarios, la Federación envió 4 mil 200 millones de pesos, es decir, 400 millones de pesos más que en el 2013.

"A nivel federal estamos ahorita en el proceso de los presupuestos extraordinarios, todavía no se deciden cuánta cantidad nos van a asignar, pero creo que con los indicadores que tiene la institución, las propuestas que hicimos, algunas de ellas serán aceptadas", declaró el titular de la UANL. 

En el marco de la celebración del 50 aniversario del Sindicato de la UANL, Ancer Rodríguez agradeció al Congreso Estatal que se les haya otorgado mayor presupuesto, y espera que ahora la federación haga lo mismo.

Al Hospital universitario le dieron una participación especial, y aumentaron el presupuesto para la Universidad, dijo el rector.

"400 millones parece una cantidad muy importante, pero acuérdense que son 29 prepas, 26 facultades, 37 centros de investigación, si lo dividimos entre todos, pues se pulveriza, entonces lo que hacemos ahí es hacer proyectos importantes para que se consoliden". 

El directivo universitario estuvo en la Asamblea del Sindicato universitario, donde celebraron los 50 años de trabajar por los empleados de la UANL.

Durante el evento, el líder sindical Óscar de la Garza Castro hizo un recuento de las labores que se han realizado e informó de las negociaciones que repercutieron en un incremento salarial del 3.5 por ciento, y del 2.5 por ciento en las prestaciones.

"El total de trabajadores que tenemos son poquito más de 17 mil, de los cuales 15 mil 500 están sindicalizados", precisó el líder sindical, quien enfatizó en la paz laboral que se ha vivido en la Universidad, lo que ha permitido tomar acuerdos y lograr prestaciones justas, con apoyo de la Rectoría.

"Ese estímulo ayuda al crecimiento de la Máxima Casa de Estudios, dijo De la Garza Castro, porque el trabajador está contento y hace su máximo esfuerzo". 

 FRANCISCO ZÚÑIGA