CÉSAR CUBERO
14 de abril de 2016 / 03:36 p.m.

Monterrey.- El robo de agua en el estado resultó ser un problema más grave del que se imaginaban las autoridades, y, actualmente, según estimaciones del director de Servicios de Agua y Drenaje de Monterrey, Enrique Torres Elizondo, existen en la entidad más de 20 mil tomas directas por las que se roba el vital líquido.

Por esta causa, según afirmó el funcionario, el personal que está asignado a detectar estos robos será duplicado en los próximos días.

"La verdad es que ha rebasado un poquito nuestra capacidad porque no esperábamos que fuera tanta la gente que se estaba robando el agua, hoy estamos reforzando el equipo que se dedica a eso, en unos días lo vamos a duplicar.

"Estamos descubriendo tomas comerciales, residenciales, dos o tres diarias, pero hay miles, tomas directas en la ciudad hay miles, cuando digo miles son 10 mil, 20 mil, quizá más, de tomas directas que no pagan agua", estimó Torres Elizondo.

Dentro del trabajo de detección de tomas clandestinas y las posteriores sanciones, suman más de 20 millones de pesos los recaudados por la dependencia por multas de este tipo.

Cabe destacar que una vez que el sancionado paga su multa, se hace otro contrato y se le reinstala el servicio de agua, ya sea en su empresa o en su domicilio.

"A todos se les han puesto sanciones, van desde 300 mil pesos hasta seis o siete millones de pesos, y las han pagado, llevamos hasta ahorita alrededor de 20 millones de pesos (cobrados)", puntualizó.

El problema con las tomas clandestinas no solo radica en el agua que se roban y que no pagan, sino que no permite tener, en realidad, parámetros o estadísticas reales de la cantidad de consumo de agua en el estado.

"El objetivo no son las sanciones, el objetivo es recuperar el agua porque obviamente el que no paga el agua no la cuida, independientemente del daño patrimonial que le hacen a la empresa al no pagarle, es un consumo excesivo.

"El principal objetivo es recuperar esa agua y tener una medición más clara de cuánta agua perdemos por fugas y por otros medios", mencionó.

Para finalizar, Enrique Torres Elizondo pidió el apoyo de los ciudadanos para detectar y denunciar a trabajadores de Agua y Drenaje que estén realizando este tipo de conexiones, aunque señaló que de las que han descubierto, las más recientes tienen un año o dos de haberse instalado.