TELEDIARIO DIGITAL
24 de octubre de 2015 / 09:45 p.m.

Monterrey.- Luego de que el huracán Patricia arribara al terreno mexicano, destruyendo a su paso algunas zonas de los estados de Colima, Jalisco y Nayarit, su amenaza disminuyó hasta ser considerado como una depresión tropical para los estados en el noroeste del país, de los cuales, Nuevo León sufrió algunos percances.

A pesar de no representar mayor amenaza tal como se esperaba, autoridades federales pidieron no bajar la guardia y permanecer atentos, pues aún se pronostican lluvias hasta el momento.