MAYTE VILLASANA
2 de enero de 2017 / 06:01 a.m.

MONTERREY.- Feminicidios, bancazos, ataques a negocios, asaltos a mano armada y robos en planteles educativos predominaron en la lista de delitos cometidos durante este 2016 en Nuevo León.

De acuerdo a estadísticas del Instituto Estatal de la Mujer se cometieron 70 feminicidios, cifra que superó los cuatro años anteriores.

Entre los casos que conmocionaron fue el registrado el 27 de febrero en el sector de Cumbres, en Monterrey, cuando César Delgado de León, de 19 años, terminó de un solo tiro con la vida de su ex novia, Rebeca Alvarado Tovar, de apenas 14 años.

Otro caso similar ocurrió el 17 de abril en la colonia Villas Las Fuentes, en el mismo municipio, cuando Sergio Arturo Alanís, de 23 años, llegó al domicilio de su novia Alexis Gabriela García Gamboa, otra menor de edad, a quién le disparó con un arma de fuego.

Pero la crueldad con que se cometieron este tipo de crímenes también aumentó. El 25 de mayo se localizó el cuerpo de una mujer en las oficinas de una gasolinera abandonada; la víctima fue golpeada, asesinada y calcinada.

Un mes después el cuerpo de otra mujer fue localizado de la misma manera, pero al interior de una tina dentro del Mercado Campesino; ambos casos ocurrieron en Monterrey.

Pero este tipo de asesinatos no fue el único que predominó en el Estado. De acuerdo a información de la Procuraduría y archivos periodísticos, este año se registraron 617 homicidios dolosos, la cifra más alta en los últimos tres años.

Nueve hombres fueron asesinados al interior de una vivienda del fraccionamiento Valle de San Miguel, en Apodaca; la masacre fue por una deuda de 8 mil pesos.

La delincuencia organizada golpeó a víctimas inocentes el pasado 9 de enero cuando hombres armados acribillaron a siete personas, entre ellos dos niños de 10 y 13 años que se encontraban en una cancha deportiva en la colonia Arboledas de las Mitras, en Santa Catarina.

Pero 10 meses después ese municipio se tiñó nuevamente de rojo. Un comando atacó una vivienda en donde se desarrollaba un baby shower; el saldo de la tragedia fue de tres víctimas inocentes, una niña de 8 años, un niño de 4 y su padre de 40.

Los delitos comunes también se incrementaron considerablemente durante este año. Pese a las declaraciones del Gobernador del Estado y otros funcionarios, que negaban esta situación, las cifras periodísticas y de organizaciones civiles revelaron lo contrario.

El caso más asombroso de este tipo fue el cometido en una vivienda de la colonia Residencial Lincoln, en Monterrey, donde habita un matrimonio de la tercera edad, mismo que fue el blanco de hombres armados que los despojó de 100 mil pesos en efectivo.

Otro tema que también llamó la atención fueron los incalculables grupos de ladrones que se instalaron en Nuevo León con un modus operandi que no se registraba en la entidad: el robo de cajeros automáticos ubicados en tiendas de conveniencia.

Y aunque las autoridades señalaron en repetidas ocasiones que las bandas de delincuentes que operaban de esta manera fueron desarticuladas, los robos de cajeros automáticos continuaron hasta a finales de 2016 pese a tener "detenidos" a los presuntos involucrados.

Los robos subieron de tono cuando los ladrones se convirtieron en asesinos. Uno de los casos fue una mujer de 21 años que se resistió a ser asaltada por un taxista. La víctima caminaba junto a un niño de 6 años y el hecho se registró en la colonia Marte, en Guadalupe.

Otra víctima de los delincuentes fue un guardia de seguridad de una tienda de conveniencia que murió tras impedir un asalto, en la colonia Real Cumbres, en Monterrey.

Durante más de cuatro horas y en un caso poco común, un ex reo e integrante de un grupo criminal tamaulipeco causó psicosis al tomar como rehén al empleado de un restaurante en el centro de Monterrey.

Este año Telediario acudió al menos a 100 reportes de robos a planteles educativos, situación que molestó a maestros y padres de familia ante las declaraciones de la secretaria de Educación, Esthela Gutiérrez, quien minimizó la cifra.

Pero el 2016 también fue un año de repunte en los asaltos bancarios, pues se cometieron 46, una cifra tan alta que no se veía desde el 2012.

Este año policías y delincuentes protagonizaron enfrentamientos en la zona metropolitana, y en cumplimiento de su deber dos elementos de la Policía de Guadalupe y San Nicolás fallecieron en diversos hechos.

Además en eventualidades del mismo tipo dos policías municipales resultaron lesionados en persecuciones registradas en distintos días...
Una de ellas ocurrió en la colonia Altavista, al sur de Monterrey, donde una mujer policía resultó herida, y 12 días después en la colonia Anáhuac, en San Nicolás, otro elemento terminó en el hospital.

Este año cuatro agentes ministeriales murieron y uno más quedó gravemente herido tras ser atacados en diferentes hechos por desconocidos que no fueron ubicados por las autoridades.