28 de agosto de 2014 / 01:51 a.m.

 

APODACA.- Las quejas en los planteles de tiempo completo persisten, tal es el caso de la escuela Rubén Luna Martínez, en la colonia La Noria del municipio de Apodaca, donde se cuenta con muy pocos pupitres y el comedor no se encuentra operando.

Desde el lunes los estudiantes tuvieron que llevar sus propios asientos, pues al fusionarse los turnos hubo problemas para dar capacidad a todos.

"Me traje un banquito porque no había, pero se lo presté a un compañero y me senté con otra niña", contó Lupita, alumna del plantel. Aunque las escuelas de tiempo completo deben contar con instalaciones de calidad, la realidad es otra.

"El lunes fue toda una desorganización, llegamos y no había pupitres y el comedor que no funciona, entonces queremos que nos ayuden con eso", comentó Daniela, madre de familia.

Por su parte la señora Nieves Rojas, dijo no estar en contra del sistema de tiempo completo, pero para ello se requiere una preparación de  tiempo.

"No sé qué quieren, que los niños se pongan a escribir de panza, porque no hay bancos", comentó.

Además en el exterior del plantel se observó basura, lo que puede representar un foco de infección.

FOTO: Especial

MARILÚ OVIEDO