24 de octubre de 2014 / 12:08 a.m.

Monterrey.- La joven estudiante de paramédico Blanca Cristal Trujillo Contreras continúa delicada, aunque estable, en el Hospital Universitario. Trascendió que hasta el momento la han proveído de 21 unidades de sangre, aunque aún se requieren donadores, según comentó una persona allegada a su familia.

La adolescente de 17 años, alumna de la Preparatoria Técnica Médica de la UANL, fue arrollada por el tren la noche del lunes la zona de San Jerónimo.

Entre el martes y el miércoles se solicitaron 17 donadores de sangre, respondiendo al llamado principalmente socorristas y paramédicos de diferentes instituciones públicas.

Lo anterior en virtud de que Cristal ha colaborado como voluntaria en diferentes grupos de Protección Civil de la zona metropolitana y en la Cruz Verde de Monterrey.

Por medio de su desempeño se ganó en el aprecio de sus compañeros en Protección Civil de San Nicolás, Guadalupe y Santa Catarina, donde se desempeñó como colaboradora apenas hasta el pasado sábado 18 de octubre.

Por ahora, según se ha dado a conocer, se necesitan más donadores de sangre de cualquier tipo, por lo que se le hace el llamado a la ciudadanía.

Las personas que deseen ayudar a Cristal deben presentarse, con cuatro horas de ayuno, en el Banco de Sangre del Hospital Universitario.

Allí deberán proporcionar el nombre de Blanca Cristal Trujillo Contreras, y recibirán las indicaciones correspondientes.

Este accidente tuvo lugar alrededor de las 19:30 horas del pasado lunes 20 de octubre en la vía a Saltillo, en la zona de San Jerónimo, al poniente de Monterrey.

La joven acababa de salir de la preparatoria y se disponía a tomar el camión para regresar a su casa, ubicada en Santa Catarina.

Sin embargo, al intentar cruzar las paralelas fue arrollada por el tren, que le amputó la pierna derecha a la altura de la pantorrilla, así como los dedos de la mano izquierda.

Ella fue auxiliada oportunamente por socorristas de la Cruz Verde, quienes la trasladaron de emergencia al referido nosocomio, donde aún la reportan en condiciones delicadas.

FOTO: Especial

AGUSTÍN MARTÍNEZ