FRANCISCO ZÚÑIGA
13 de agosto de 2015 / 08:37 a.m.

Monterrey.- Hasta tres meses podrían tardar los resultados de la investigación de la explosión de un ducto de gas de Pemex en el municipio de García, advirtió el titular de la Agencia Nacional de Seguridad Industrial y de Protección del Medio Ambiente del Sector de Hidrocarburos, Carlos de Regules Ruiz-Funes.

Las primeras indagatorias parecen confirmar que el motivo del accidente fue un golpe dado por la maquinaria pesada que trabajaba en el lugar, pero habrá que confirmarlo.

De Regules Ruiz-Funes informó que la zona del accidente ya es segura y se trabaja en la restauración de la tubería.

Tras reunirse con los titulares en la entidad de la Procuraduría Federal de Protección Ambiental, de la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales, Protección Civil del Estado y la Procuraduría General de la República, el funcionario federal confirmó que la empresa responsable de las obras en el lugar es Setisa y trabajaba en la instalación de soportes para torres de transmisión eléctrica de la Comisión Federal de Electricidad (CFE).

"Se ha mantenido desde entonces una quema controlada del gas, desde luego ya en condiciones totalmente de seguridad para los trabajadores que realizan labores de mantenimiento y reparación del ducto", dijo.

Por ahora, aseguró De Regules Ruiz-Funes, "la zona está libre de riesgo".