22 de agosto de 2014 / 12:00 a.m.

Monterrey.- La Secretaría de Salud en el Estado realiza estudios para determinar su hubo o no contaminación de mantos acuíferos y pozos de agua tras el derrame de petróleo en el río San Juan, en Cadereyta.

Al tratarse de líquido de consumo humano, las autoridades sanitarias no descartan riesgos para la población, en caso de que se confirmen las filtraciones.

Las brigadas podrían tardar entre tres y cuatro días para verificar era área y evaluar a la población, según dijo el titular del área de Salud, Jesús Zacarías Villarreal.

"Tenemos ya las brigadas activas para evaluar a la población. Estamos pendientes de la identificación de posibles pozos de agua para consumo humano que pudieron haber sido contaminados por el derrame.

"Y por lo pronto esta ya el personal presente evaluando a los pobladores", declaró el funcionario durante una entrevista concecida la mañana del jueves.

Zacarías Villarreal admitió que existe riesgo para la población de aquellos ejidos de Cadereyta y Los Ramones, pues hasta ahora no se descarta que la contaminación haya llegado a los pozos de agua.

"La búsqueda de pozos posiblemente contaminados pudiera llevar mas tiempo, pero estaremos muy en contacto con ustedes y, si hay algunas fuentes de agua para consumo humano, o pozos profundos que hayan sido contaminados, desde luego que es un riesgo", reiteró.

Por el momento continúan las maniobras en aquella región al oriente del estado, donde se contaminó un tramo de casi 23 kilómetros en total, entre el río San Juan y una acequia, en los límites de Cadereyta y Los Ramones, Nuevo León.

Las autoridades federales aseguran que la situación ya fue controlada, o al menos está contenido el derrame y avance de petróleo en dicho cauce.

Se estima que diversas especies de flora y fauna fueron afectadas dentro de aquel ecosistema, por lo que las autoridades ya realizan las investigaciones pertinentes.

FOTO: Marcial Pasarón

AGUSTÍN MARTÍNEZ