REDACCIÓN
5 de agosto de 2016 / 06:57 a.m.

SAN PEDRO.- El ex candidato a la alcaldía de San Pedro por el partido Encuentro Social, Miguel Ángel Cervantes Alfaro, se salvó de cubrir el pago de casi 250 mil pesos que le reclamaban por daños y gastos médicos, al librar el auto de vinculación que negó una juez de control, a quien se lo presentaron por varios delitos.

De acuerdo a una carpeta que integra la Procuraduría de Justicia, el ex candidato fue denunciado por el abogado René Alejandro Garza García y su amigo Joaquín Juárez Moreno.

Los afectados señalaron a Cervantes Alfaro como probable responsable de los delitos de daño en propiedad ajena, lesiones, agrupación delictuosa y privación ilegal de la libertad.

Presuntamente, el ex candidato incurrió en esos delitos el pasado tres de mayo, cuando aseguraron se presentó en un domicilio ubicado en la calle Lázaro Garza Ayala, entre Jiménez y Abasolo, en el centro de dicho municipio.

Dijeron que ese día, ellos acudieron a ese domicilio para tratar de obtener una firma de la señora Teresa Ávalos, pero que mientras dialogaban, ella se comunicó con Miguel Ángel Cervantes, quien llegó al lugar en compañía de otros tres sujetos, quienes comenzaron a agredirlos.

El abogado, que resultó con múltiples lesiones en el cuerpo, afirmó que Cervantes Alfaro era uno de los hombres que lo atacó, por lo que tuvo que acudir a un hospital privado, donde erogó gastos casi de 150 mil pesos.

Más los daños de su vehículo Audi, los cuales fueron cuantificados en 70 mil pesos y los gastos médicos de su amigo que ascendieron a 40 mil.

René Alejandro y su amigo presentaron la denuncia de esos hechos ante el agente del Ministerio Público del Code de San Pedro y la semana pasada el ex candidato Miguel Ángel Cervantes fue citado en la sala de audiencias del Tecnológico de Monterrey, donde quedó imputado por los mencionados delitos.

Pero, su defensor oficial, solicitó la ampliación del término para la audiencia de vinculación, en la cual después de escuchar los alegatos y las pruebas de los testigos que presentó, la juez Irma Morales se negó a iniciar el juicio en contra de Miguel Ángel Cervantes, porque se acreditó la existencia del hecho, pero no su participación como autor material como alegaron los afectados.