Luis García
26 de febrero de 2014 / 03:12 p.m.

Monterrey.- Una situación muy peculiar les espera a los ex convictos cuando abandonan el penal tras cumplir su condena con la ley.

Y es que la sociedad les tiene preparada su propia sentencia.

Esto es  una doble condena, según reconoce organismos como Renace, ya que la sociedad no esta preparada para reintegrarlos, ni la mayoría de las empresas ya que les cierra las puertas.

Al cumplir su condena en los penales estas personas tienen dos caminos, autoemplearse o caer en la delincuencia y muchos de ellos deciden la delincuencia ya que finalmente son humanos necesitan medios para subsistir, y es ahí donde encuentran en la delincuencia una vía fácil.

Según el director de Renace esto una doble condena y advierte que la sociedad de Nuevo León tiene sed de venganza.

"La sociedad en Nuevo León y en México quieren venganza, quieren que la gente sea recluida, que sea castigada, cuando sale le cierran las puertas y no quiere que reincida", meciona el director de Renace, Martín Carlos Sanchez

Esta problemática es compartida con el Gobierno del Estado, ya que Jorge Domene Zambrano, vocero de Seguridad del Estado, asegura que se buscan alternativas para que los ex convictos se reintegren a la vida productiva, aunque hay un rechazo de las empresas al darles empleos, debido a sus antecedentes penales.

"Buscamos que las empresas les de "chamba" pero les ponen resistencia ya que tiene antecedentes penales y no cumplen los requisitos que piden", informó el vocero de Seguridad de Nuevo León. 

Y es así como se cierra el ciclo, las personas delinquen, pagan su condena, salen del penal, buscan empleo, no lo encuentran y muchos vuelven a delinquir. Es por eso que Nuevo León ostenta el 27.4% en reincidir en la delincuencia.

Nuevo León tiene un déficit del 84% en su cantidad de celadores ya que solo tiene 900 celadores en los  3 penales del estado,  reconocieron autoridades estatales.