MILENIO DIGITAL
16 de octubre de 2015 / 07:32 a.m.

Monterrey.- El ex director de Tránsito de San Nicolás tendrá a su cargo a partir de hoy la seguridad de los tres reclusorios de la entidad, pues fue nombrado comisario general de Administración Penitenciaria en el Estado.

Juan Antonio Caballero Delgadillo, quien hasta la semana pasada trabajó en la administración municipal nicolaíta, sustituyó en el cargo a Fernando Domínguez Jaramillo, quien desde marzo de 2012 dirigía los tres centros de readaptación social.

Domínguez Jaramillo llegó a su cargo un mes después de que sucedió el incendio en el Cereso de Apodaca, donde murió una docena de reos, mientras otros lograron darse a la fuga.

En ese año reemplazó al ex director del Cereso de Apodaca, que actualmente es procesado por los trágicos acontecimientos que ocurrieron en el reclusorio ubicado en el municipio de Salinas Victoria.

Hace tres semanas, Domínguez Jaramillo representó la administración penitenciaria de la entidad en un congreso que organizó la Asociación de Correccionales Americana (Aca), donde Nuevo León destacó como uno de los estados con menos problemas en ese rubro, porque ocupa el cuarto lugar a nivel nacional.

Pero ayer entregó la estafeta a la administración que encabezará Caballero Delgadillo, quien tiene la tarea de mantener la tranquilidad en los reclusorios.

Trascendió que ayer iban a presentar la renuncia los tres directores de cada uno de los centros penitenciarios.

Por otra parte, el ex juez de ejecuciones de sentencia, Marco Antonio Rodríguez Barrientos, fue nombrado subprocurador de Agentes del Ministerio Público y ayer tomó posesión de su cargo.

Después de laborar por más de 25 años en el Tribunal Superior de Justicia, Rodríguez Barrientos renunció al último cargo que le habían asignado la semana pasada como juez cuarto de ejecución de sentencia, para convertirse en jefe de los agentes del Ministerio Público de las Unidades de Investigación de la Procuraduría de Justicia.