IRAM OVIEDO
25 de julio de 2015 / 12:03 p.m.

Guadalupe.- Un ex policía de Guadalupe que fue cesado de la corporación en 2012, supuestamente por falsear datos de situaciones a las que lo mandaban, ganó el juicio a las autoridades municipales, a quienes reclama ahora un pago de 633 mil pesos que le han sido negados.

Hilario Romero Chávez fue beneficiado por la magistrada de la segunda sala del Tribunal de Justicia Administrativa de Nuevo León, Aurora Gámez Cantú, quien analizó las pruebas presentadas y le dio la razón al ya mencionado.

"Gané la demanda, se hizo lo justo y eso es lo que quiero, se indicó que se me paguen 633 mil pesos, pero me quieren quitar 200 mil que por impuestos, pero no se me hace justo eso", expresó.

El ex uniformado ingresó a la Policía de Guadalupe en agosto de 2011 y fue cesado en julio de 2012, por lo que inició la demanda.

Un compañero de él le elaboró una boleta informativa a los superiores, donde aseguraba que Romero Chávez era asignado a indagar un asalto en una tienda, pero que al llegar les reportaba que no había nada o cambiaba las cosas, a lo que el ahora ex policía negó eso, argumentando que tenían problemas personales.

De todas maneras lo corrieron por órdenes de los actuales jefes de Policía y Tránsito de Guadalupe, sin darle tiempo de explicaciones.

Hilario hoy se gana la vida vendiendo almuerzos y tacos frente al edificio de la corporación, a donde van sus ex compañeros a comer.

"Falta lo de este año, el aguinaldo, bonos y vacaciones, si ya se le ordenó al municipio que me pague pues que lo hagan, por lo pronto no quiero que me restituyan, sólo que se me dé lo justo", comentó.