MAYTE VILLASANA
3 de septiembre de 2016 / 03:55 p.m.

MONTERREY.-  Celina Edith Villarreal Cárdenas, ex funcionaria en la administración de Rodrigo Medina, quedó vinculada a proceso por el delito de ejercicio indebido y abandono de funciones por el caso Kia.

La juez de control, Patricia Eugenia Quintana, la imputó como probable responsable del delito citado, por lo que será investigada en los próximos días, ya que para celebrar el contrato con la armadora cambió a un puesto inexistente.

Villarreal Cárdenas sería la última funcionaria de primer nivel relacionada al presunto desvío de 3 mil 567 millones 967 mil 407 pesos, ya que sus ex superiores, el ex gobernador Rodrigo Medina, el ex tesorero Rodolfo Gómez y el ex secretario de Desarrollo Económico Rolando Zubirán ya fueron vinculados a proceso para una investigación especializada.

De acuerdo a la juez, la armadora gozó de incentivos superiores a las de la ley de fomento en Nuevo León.

Además informó que la Fiscalía encontró un estudio de impacto socioeconómico realizado por la escuela de egresados del Tecnológico de Monterrey que no se realizó en tiempo ni forma, pero que Villarreal presentó como finalizado.

En el contrato gestado entre Gobierno del Estado y Kia se encontraron espacios en blanco y no hubo inconsistencia en la traducción del idioma español al inglés.