FRANCISCO ZÚÑIGA
22 de septiembre de 2015 / 03:29 p.m.

Monterrey.- Con el fin de evitar siniestros similares, la Iglesia Católica exhortó a las autoridades a revisar las empresas que implican el riesgo de un accidente como el que el pasado lunes causó la muerte de dos trabajadores en una explosión ocurrida en Escobedo. 

Asimismo, Monseñor Rogelio Cabrera López, Arzobispo de Monterrey, externó su solidaridad con las familias de las dos víctimas mortales y con aquellas que resultaron afectadas en su patrimonio.

A través de un comunicado, el Arzobispo expresó: "la solidaridad de la Iglesia de Monterrey para con todas las personas afectadas, y de manera particular con las familias de los dos trabajadores que desgraciadamente fueron víctimas en este accidente".

Al mismo tiempo, hizo una invitación a la autoridad para que no olvide "la importancia de mantener en constante revisión los lugares en donde se trabaja con materiales peligrosos, buscando evitar situaciones que puedan causar daños irreparables".

Para culminar, convocó a la comunidad a apoyar a los familiares de los fallecidos y solidarizarse con quienes resultaron afectados, para ayudarlos 'a que pronto puedan resolver sus necesidades primarias’.