EDUARDO MENDIETA
3 de enero de 2016 / 12:58 p.m.

Monterrey.- El arzobispo de Monterrey, Rogelio Cabrera López, dio sus primeras recomendaciones del año a los políticos, "Exhorto a que gobiernen con tino y en forma correcta a favor de sus ciudadanos", apeló.

Después de la misa dominical oficiada en la Catedral de Monterrey, monseñor Cabrera López afirmó que él no es nadie para dar instrucciones, porque el gobernador, el Presidente de la República y los alcaldes, tienen a sus equipos de colaboradores, sin embargo, sí puede dar una opinión al respecto.

"Yo respeto a todas las autoridades, yo no soy nadie para dar una indicación porque él tiene sus colaboradores.

"Yo lo único que he pedido (a Dios), en el mensaje de Año Nuevo, es que nuestros gobernantes, cualquiera que sea su nivel, nuestro presidente de la República, nuestro gobernador y nuestros presidentes municipales, les dé el tino para poder decidir correctamente a favor del pueblo", comentó a los medios de comunicación, reunidos en el vestíbulo de su oficina, en la Catedral.

En su primera declaración del 2016, el arzobispo de Monterrey dijo que los fieles tienen que trabajar y hacer su parte para que nuestros gobernantes puedan hacer la suya.

"Esto es lo único que nosotros queremos y por ello este año de la misericordia, vamos a insistir más a los fieles católicos, para que pidan a Dios por tener siempre un buen gobierno y las mayorías puedan recibir los bienes que merecen, especialmente su salud, su vivienda y las oportunidades de trabajo.

"Los fieles, los ciudadanos, tienen que trabajar, hacer nuestra parte, para que también nuestros gobernantes puedan hacer la suya", indicó monseñor Cabrera López.