MILENIO DIGITAL 
26 de septiembre de 2015 / 09:05 p.m.

Monterrey.- Ante la riña presentada al interior del penal del Topo Chico que dejó una persona muerta y 11 heridas, la organización Ciudadanos en Apoyo a los Derechos Humanos (Cadhac) urgió a poner un alto a la violencia y muertes en los centros penitenciarios de Nuevo León y exigió investigar a fondo incluyendo a las autoridades responsables.

Mediante un comunicado, Cadhac, que encabeza Consuelo Morales Elizondo, señala que el hecho de que el Estado no garantice la seguridad e integridad de los internos, significa que tampoco se cumple con el mandato constitucional de aplicar el sistema penitenciario con respeto a los derechos humanos.

"Una vez más, Ciudadanos en Apoyo a los Derechos Humanos, A.C. (Cadhac) manifiesta su preocupación por los hechos registrados la noche del viernes 25 de septiembre de 2015 en el Centro de Prevención y Reinserción Social Topo Chico, donde una riña entre internos dejó a uno de ellos sin vida y al menos otros 11 lesionados", apuntan.

"Exigimos que se investiguen los hechos incluyendo a las autoridades responsables de garantizar la seguridad e integridad física de los internos del Ceprereso Topo Chico, a fin de deslindar responsabilidades", cita el documento.

El organismo civil exige además que se garantice la atención médica a los lesionados, y la integridad física de los internos que, según las notas de prensa, serán trasladados a otro centro a raíz de estos hechos.

"No es la primera vez que se registran muertes violentas al interior del Ceprereso Topo Chico, por lo que es indispensable y urgente que se tomen medidas para transformar a fondo la organización y administración del centro, a fin de que cumpla con su misión de lograr la reinserción social de quienes allí se encuentran, siempre en el marco del respeto a los derechos humanos", concluye.