2 de abril de 2014 / 10:33 p.m.

Monterrey.- Durante los últimos cuatro meses, los más de 300 alumnos del turno matutino de la escuela primaria "Pablo Neruda", en el municipio de Zuazua, han sufrido por la falta de agua potable.

Los baños permanecen sucios, no hay agua para realizar el aseo de los salones y mucho menos para tomar, según se quejaron las madres de familia.

"Los baños están bien sucios desde diciembre… los sanitarios están llenos y los niños no tienen dónde lavarse las manos. Hemos ido a Presidencia (Municipal) y allí nos dicen que vienen y vienen y mandan gente", mencionó.

"Vinieron nada más a arreglar el agua para los baños del turno de tarde, luego dejaron el pozo allí y no han arreglado nada", comentó la señora María Cristina Mejía González.

El plantel se localiza sobre una loma a la altura de las calles San Francisco y San Agustín, en la colonia Misión Santa Elena, en Zuazua.

Por un acuerdo entre la escuela, la Secretaría de Educación y el Ayuntamiento local ya se habían comprometido a aportar la mano de obra para conectar tubería de PVC a lo largo de unos 20 metros, desde la toma hasta los sanitarios.

"Los niños se aguantan de ir al baño porque están sucios los baños. Vamos a Presidencia y pedimos apoyo de buena manera, que nos hagan favor de venir a arreglar los baños. De hecho hemos ido toda una semana completa a molestar y nos dicen que sí vienen", agregó.

"Mandaron a unos señores por un tiempo. Arreglaron los baños del turno de tarde, pero los de la mañana siguen igual", reiteró el ama de casa Gabriela Velazco.

Tras darse a conocer este caso, funcionarios de la SE asignados a la Coordinación Regional número XIII, acudieron al plantel para buscar una solución.

La autoridad educativa se comprometió a conectar la tubería en un corto periodo y con ellos evitar más incomodidades a los alumnos y a los propios docentes.

"Ya se hicieron algunas gestiones y ya está un 80 por ciento solucionado, es factible que en las próximas horas o en los próximos días quede solucionado", informaron las autoridades.

"Solo es cuestión de uno o dos días. Este tipo de problemas no es común; todas las escuelas tienen su agua para las necesidades primordiales", explicó Edgardo Jiménez, coordinador de Región.

Los padres de familia esperan que las promesas por fin sean cumplidas y que se dote del servicio de agua potable a la escuela primaria.

Agustín Martínez