MELISA GARZA FUENTES
28 de septiembre de 2015 / 07:14 p.m.

Monterrey- Fuego, adrenalina al cien, gritos; un mar de angustia al que recorren grandes olas de esperanza, eso es lo que se vive día a día en la “profesión de los valientes”, “los reyes del fuego”, aquellos que sacrifican sus vidas por salvar la de otros: los bomberos.

Anna Alejos, una heroína de traje amarillo, se ha dedicado a servir a la comunidad de esta manera desde hace siete años y asegura que la adrenalina y la emoción de ayudar al prójimo es lo que la atrajo a esta profesión.

Hasta el 2014, Anna era la única mujer bombero en Nuevo León. Conoce su diario andar:

Suena la alarma, se enfunda en su traje y de un brinco se encuentra en el rojo camión que la llevará a una nueva odisea: su hazaña del día.

Un calor mortal, falta de oxígeno, paredes de humo que obstaculizan cada paso que dan, riesgo a que la estructura colapse; los rescates son un peligro continuo.

“Siempre debes de tener la vista y el oído al cien para que con cualquier trueno o algo tu sepas que algo está pasando”, cuenta Anna.

Anna Bombero
Anna desafortunadamente perdió su equipo durante la batalla con el fuego en la aceitera de Escobedo. | FACEBOOK
EL INFIERNO EN LA BODEGA

Tristes y dramáticas experiencias adornan su mente, que ha tenido que lidiar con los recuerdos, uno de ellos el del pasado 21 de septiembre durante el incendio de la aceitera ubicada en Escobedo:

“Te juro que fue una experiencia muy fuerte para mí”, cuenta la valiente y única mujer que se encontraba en la labor durante ese siniestro.

Una enorme cortina de humo negro invadió la bodega, y entre el combate a las llamas se encontraba Anna.

“Llegamos como a la 01:00, si no es que poco antes, y nos retiramos a las 11:00 de la noche”

Durante más de 10 horas continuas los elementos trabajaron para combatir el fuego. La situación no era nada fácil pero los solidarios y agradecidos vecinos del lugar la hicieron un poco más amena:

“Hubo una vecina de ahí cerca que nos dio agua, gelatinas, el baño lo prestaba. Protección Civil del estado nos dio agua. Llegó una tropa con hamburguesas, dijeron que también pollo, de ese no alcancé yo, solo una hamburguesa muy pequeña, suficiente para continuar”, recuerda la heroína.

Bomberos
Durante más de 10 horas continuas los elementos trabajaron para combatir el fuego. | MARCELA PERALES

Las actividades siguieron en el lugar hasta que, alrededor de las 19:00 horas, se encontraron con los cuerpos de las víctimas mortales.

“Sofocamos, entramos, estuvimos en medio del desastre en el que quedó la empresa, hasta que el comandante y otro compañero encontraron los cuerpos de las dos víctimas, en esa parte ya no se trabajó para que los peritos realizaran su trabajo, pero los demás seguimos tirando agua”, relata.

Después del siniestro, 23 trajes y 38 mangueras terminaron siendo pérdida total, por lo que el patronato busca que se les brinde apoyo para poder reponer el equipo cuyo costo llega casi al millón de pesos.

Ante ello, se inició la campaña “un millón de amigos”, en la cual los ciudadanos se han acercado a los bomberos para aportar su ‘granito de arena’.

Bomberos
Con la campaña “un millón de amigos” se apoya a los bomberos. | IRAM OVIEDO

“Es gente que entiende nuestras necesidades y de alguna forma y otra nos están apoyando, no importa si es 1, 2 o 3 pesos, eso poquito o mucho es de gran ayuda y de corazón se los agradecemos

“Es bonito cuando vas a una emergencia con sirena abierta y la gente voltea a ver la máquina de bomberos y te saluda”

Estar en el lugar de Anna requiere de sacrificios: “Te pierdes navidades, te pierdes cumpleaños, aniversarios, fiestas; todo te pierdes y no lo recuperas, aunque la familia sabe que lo estás haciendo de corazón”.

Anna bombero
Anna con su nieta, a quien le encanta visitarla en la estación. | FACEBOOK

No obstante, esos sacrificios se recompensan con momentos donde la comunidad les hace ver cuánto son apreciados.

Este es uno de esos inolvidables momentos y tú puedes formar parte de él acudiendo a dejar tu donativo directamente en la estación de bomberos ubicada en Constitución o depositando en la cuenta Banorte: 083 407 5234