FOTO Y TEXTO: Adriana Dávila
20 de noviembre de 2014 / 02:39 a.m.

MONTERREY.- Los miles de kilómetros de asfalto que cubren el área metropolitana de Monterrey se enfrentan no sólo al peso de la carga que día a día soportan, o a las lluvias, sino también a la naturaleza de sus materiales ya que su tiempo de vida útil puede ser a lo más 20 años.

Para Roberto de la Mora, jefe del departamento de Vías Terrestres de la Facultad de Ingeniería Civil de la Universidad Autónoma de Nuevo León, la durabilidad del asfalto es un punto clave al abordar el tema de recarpeteo.

"La mayoría de los pavimentos ya cumplieron su vida útil, todo pavimento, toda obra civil, tiene una vida útil, puede ser 20 años, 10, 15 años, pero la mayoría de los pavimentos, sin tener yo una información acertada, la mayoría de ellos ya cumplieron su vida útil", explicó en entrevista con TELEDIARIO DIGITAL.

El recarpeteo que se da las vialidades no es suficiente, de acuerdo con el catedrático universitario, pues se trata de un mantenimiento superficial, al asegurar que el verdadero problema radica las terracerías.

"Arreglamos arriba, pero se vuelven a reflejar los baches, es porque no se reparan adecuadamente, en los baches es tanto el problema que ya no es costeable 'bachear', lo mejor es restituirlos, en la mayoría de los casos", aseveró.

REQUERIMIENTOS PARA MEJORAR LAS CALLES

Para dar solución real a la avería es necesario realizar estudios de topografía, hidrológicos e hidráulicos, de tránsito, geotécnicos, de impacto ambiental y vial.

Todos estos factores son de importancia, pues definen un diseño adecuado del pavimento que se requiere en determinado lugar; tomando en cuenta las capas necesarias, el tipo de espesor, compactación y demás características generales que se requieren para mayor durabilidad.

SIN MIEL SOBRE HOJUELAS

Sin embargo, a decir del Ingeniero Civil, este trabajo de rehabilitación completa, implicaría además de costos millonarios, afectaciones considerables al tráfico y muchos años de obras.

"Pero es necesario hacerlas (reconstrucciones de fondo) se tiene que llegar a eso, si no, vamos a seguir invirtiendo nada más en puro bacheo y seguimos igual o peor, pues cada día se agrava más y ya tenemos unas calles y avenidas pésimas".

"Habría que evaluar en qué condiciones estamos y ver entonces qué requerimos hacer, el problema está en que a veces no se tiene el monto para hacer esa inversión, yo como técnico puedo decir que debe hacerse, pero ya no decidimos si se hace o no, pero repito, es más caro estar manteniendo algo que ya no sirve", recalcó.

LO BARATO ¿SALE MEJOR?

Un punto a considerar en el problema, es que los encargados de ejecutar obras en la mayoría de los casos, prefieren contemplar el uso de materiales locales como la caliza, el granito, la dolomita y la escoria, explica Roberto de la Mora.

Aunque existen otros materiales para la construcción y pavimentación que tienen mayor durabilidad, la opción de traerlos desde otros estados, resulta incosteable, de acuerdo con el especialista.

Aunque, aclaró, invertir mayores recursos en mejores materiales,  no es una garantía de durabilidad, para ello se tiene que realizar un buen trabajo desde el fondo.

"No solamente es el material, tiene que ser la estructura completa, es un conjunto de pasos que debemos seguir. Si nos vamos a otras zonas, al centro de México, hay materiales mejores, pero no podemos traerlos para acá, por el costo grandísimo (…) lo que debemos hacer es tener un buen diseño para que cumpla su vida útil", señaló.

CONCRETO HIDRÁULICO VS CONCRETO ASFÁLTICO

Por otra parte, el Ingeniero indicó que aproximadamente en el 90 por ciento de  las obras locales se utiliza el llamado "concreto asfáltico", que es flexible y se compone por roca triturada (agregado petreo) y asfalto; en lugar del "concreto hidráulico", más rígido y formado por agregado petreo y cemento.

Éste último tiene un costo mayor, pues es más durable; y aunque para el especialista sería mejor que las calles estuvieran cubiertas con él; lo cierto es que el trabajo integral de pavimentar una vialidad debe estar bien hecho para que dure.

"Si los comparamos directamente, sí, sí es mejor, más durable (el concreto hidráulico) siempre y cuando se haya hecho bien, todo", dijo.

El profesor reveló que en las avenidas por donde circula el nuevo sistema de transporte Ecovía el Gobierno del Estado invirtió recursos para adoquinar con concreto hidráulico, por lo que al paso del tiempo podría medirse qué tan durable y costeable sería utilizar  este tipo de asfalto en más obras; pues a la larga, el concreto asfáltico requiere de mayor mantenimiento.