GUSTAVO MENDOZA LEMUS
27 de noviembre de 2016 / 06:05 p.m.

MONTERREY.- En una ciudad donde se levantan nuevos edificios en su primer cuadro, su patrimonio arquitectónico está sujeto a presiones que ponen en riesgo su conservación.

Tras la resonancia que tuvo en redes sociales el derrumbe parcial de una casona antigua en la calle Allende, MILENIO Monterrey consultó a tres especialistas sobre cuáles han sido, en su opinión, los casos de éxito en materia de preservación y qué se ha perdido o está en riesgo.

Los investigadores Selene Velázquez, Juan Manuel Casas y José Manuel Prieto, los tres arquitectos de formación, destacaron los casos en donde el patrimonio arquitectónico ha sido reutilizado con diversos fines.

Y no sólo de Monterrey, sino que también se mencionan ejemplos destacados en municipios fuera del área metropolitana, como en Linares, Zuazua o Villaldama.

En caso contrario, son diversas las referencias en donde se hace referencia a pérdidas de inmuebles, casonas o ejemplos de arquitectura industrial ocurridos en la segunda mitad del siglo XX.

                                 Tomando conciencia

Cuando se anunció el proyecto para la creación de la Gran Plaza, o Macroplaza, se intensificó el debate sobre la preservación arquitectónica de algunos inmuebles destacados de la ciudad.

En 1983, la sociedad demandó el rescate del Cine Elizondo, espacio de entretenimiento para muchas familias. Ésta fue tan sólo una de las diversas pérdidas registradas, tras la demolición de 20 manzanas de extensión.

Juan Manuel Casas destaca con mayor énfasis el derrumbe del cine Olimpia, inmueble que tenía como antecedente al Teatro Progreso construido en la época porfiriana.

Por su parte, José Manuel Prieto resalta el valor original que tuvo el diseño de la Ciudad Universitaria y la armonía que guardaban originalmente las fachadas de las facultades, así como la Torre de Rectoría.

En el mismo sentido, Selene Velázquez refiere cómo la Línea 3 del Sistema de Transporte Metrorrey vino a “minimizar” la fachada de la Antigua Escuela Preparatoria Álvaro Obregón.

Tras la polémica generada por la construcción de la Macroplaza, el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) en Nuevo León empezó la conformación del Catálogo Nacional de Bienes Inmuebles.

Aunque este documento es valioso para documentar la protección legal de construcciones y monumentos anteriores al 1900, también ha sufrido derrotas legales, que han dado con la pérdida de destacadas construcciones, como el caso de la casona en Allende 451.

Y el debate continúa, porque el patrimonio arquitectónico posterior a 1900 carece de una protección legal que guarde por su preservación.