28 de mayo de 2014 / 01:51 a.m.

Monterrey.- Decenas de personas acompañaron a la familia de Manuel Uribe luego de que su cuerpo fue cremado y colocado en una urna.

Durante la tarde de ayer, familiares y amigos acudieron a las capillas Protecto-Deco ubicadas en la calle Porfirio Díaz entre Corregidora e Ignacio López Rayón en San Nicolás de los Garza, donde las cenizas fueron ubicadas en la sala 3.

Otilia Garza Alanís, madre de Manuel, se encontraba sentada frente a las coronas que se encontraban alrededor de la urna, con la mirada perdida entre la gente, recibía las condolencias de cada una de las personas cercanas a su hijo.

"Él tenía un sueño y era poder ponerse en pie, siempre fue muy luchista, muy alegre y soñaba con levantarse de la cama y predicar la palabra de Dios, por qué él sabía que todo lo podía lograr a través del Señor", mencionó la madre de Manuel.

Dijo que su hijo "fue un ejemplo de vida, una persona que siempre estuvo luchando, pero siempre con actitud positiva, siempre con una sonrisa en su rostro".

Una insuficiencia renal con falla cardiaca, acabo con la vida del regiomontano a los 48 años de edad en las instalaciones del hospital Universitario el pasado 26 de mayo.

Sus cenizas permanecieron en las capillas hasta después de las 22:00 horas y posteriormente fueron llevadas a su domicilio ubicado en la colonia Las Puentes en San Nicolás.

Cabe destacar que en la funeraria también estuvo la doctora Silvia Lourdes Orozco, quien comentó que este miércoles dará una conferencia en la Ciudad de México para exponer el expediente médico de Uribe Garza.

FOTO: Raúl Palacios

TELEDIARIO DIGITAL / INFORMACIÓN DE FRANCISCO CANTÚ