21 de marzo de 2014 / 04:51 a.m.

Monterrey.- La diversidad del río Pesquería se ha perdido. De más de 20 especies de peces nativos, el número se ha reducido a sólo ocho, según un estudio de la Facultad de Ciencias Biológicas de la Universidad Autónoma de Nuevo León.

En el informe técnico del estudio por la contingencia ambiental que se dio a conocer a través de Telediario se concluyó que la eventualidad presuntavamente fue causada por la descarga de un colector de aguas residuales, que provocó la toxicidad aguda por el aporte de carga orgánica y su descomposición bacterial posterior.

El resultado del estudio que fue dado a conocer por la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) este jueves, concluye además que las aguas residuales contiene contaminantes químicos de toda índole; como jabones, detergentes, sales, metales, compuestos de cloro entre otros.

El tipo de peces que fueron mayormente afectados fueron la mojarra tilapia africana, mojarra copetona, sardina tripona, o pez mosquitero, de las cuales se tomaron muestras para hacer estudios y determinar la causa de la muerte.

El colector de aguas residuales que se rompió y que provocó presuntamente la muerte de los peces, está ubicado a aproximadamente 11.8 kilómetros río arriba de la cabecera municipal de Escobedo.

Aunque el reporte se hizo desde el pasado viernes 14, no fue sino hasta el sábado 15 cuando Profepa y Semarnat procedieron a visitar el sitio para certificar el incidente.

Para entonces el colector ya había sido reparado, pero el daño ya estaba hecho, pues desde ese día ya no se apreciaron peces río abajo.

El estudio señala además que se tomaron muestras se sedimentos que arrojaron  una evidente contaminación crónica por otras fuentes, por lo que recomienda un monitoreo río arriba.

GUADALUPE  SÁNCHEZ