IVETH PLATA  | @IVETHPLATTA
19 de marzo de 2017 / 10:40 p.m.

SANTA CATARINA.- El rapto a mascotas de sus domicilios, ha llevado a muchos dueños a pagar por recuperar a lo que consideran un miembro más de su familia.

El caminar y entregar volantes en todo su sector, llevó a una familia regiomontana a acudir hasta las redes sociales, con la esperanza y fe de encontrar a Chencho y Jr. de raza pug, pero no contaron con las llamadas y pistas que los conduciría hacía su ladrón… esta es su historia.

“En la primera llamada me aseguraba un joven que su primo había comprado a Chencho, pero su primo quería el dinero que había pagado por él, así que le pedí fotos y al día siguiente me las pasó, pero yo no podía asegurar que era mi perrito, así que su primo me dijo que por temor a que yo pensará que él era el que me lo había robado, ya no contestó”, dijo la afectada a Telediario.

La búsqueda no paró y la madre de familia recibió otra llamada en donde nuevamente le aseguraban que su perro lo habían comprado y exigieron su dinero si quería su mascota de vuelta.

“Esto parece un secuestro no un robo, no pierdo la esperanza de encontrarlos”, dijo la dueña preocupada.

Pasando los días, logró acudir hasta el domicilio del hombre para reconocer a su mascota… y efectivamente Chencho estaba ahí, por lo que procedió a entregarle el efectivo y recuperar finalmente a uno de sus perritos, pero faltaba Jr.

Al pasar los días otra llamada alertó a la víctima y de igual forma pidió que se le regresará lo monetario para entregarlo, además de querer cooperar y proporcionar el contacto que se lo había vendido.

Checho y Jr. actualmente están con su familia después de casi una semana de desaparecidos, los dueños indicaron que están procediendo legalmente.

El pasado 05 de marzo otro perrito pug de nombre " Holly" fue robada de su domicilio y debido a que un domicilio aledaño contaba con camarás de vigilancia se logró captar el momento, mismo que Telediario difundió para después encontrarla.

Su dueño señaló que debido a la difusión, el delincuente la dejó amarrada en un árbol.

Este tipo de casos son cada día más frecuentes para extorsión o venta canina, por lo que los dueños aconsejaron al público tomar sus debidas precauciones.