AZAEL VALDEZ
7 de marzo de 2016 / 09:29 a.m.

Monterrey.- Nadie está exento de ser víctima de una extorsión telefónica, todos y en cualquier momento podemos caer en los engaños de la delincuencia organizada.

El 2 de febrero a las 14:00 horas, durante la trasmisión de Noticias 105.3FM, los conductores Enrique Burgos y Zyntia Vanegas fueron víctimas de un intento de extorsión telefónica por dos hombres desconocidos.

Una llamada de un número desconocido proveniente de Guadalajara y la insistencia de un hombre por hacerse pasar por un familiar de uno de los conductores fueron elementos claves para descubrir el delito que intentaban cometer.

El intento de extorsión se evidenció ante la audiencia del noticiero, al ser trasmitido en vivo sin que los extorsionadores supieran que hablaban a una estación de radio.

Extorsionador

Extorsionador 1 (E1): Primo, mira esto es rápido, lo que pasa es que se me cortó la comunicación y no tenía contacto contigo. Lo que pasa es que se me descontroló el volante de mi camioneta, al tronárseme la llanta y le pegué a una camioneta por detrás.

Enrique Burgos (EB): ¡Uy!... ¿Pero ustedes están bien?
E1: Sí, todos están bien, el problema es que el señor viene viajando con su familia y una de sus niñas se golpeó la cabecita y se abrió la frente. Ya se la llevaron a la clínica, yo aquí traigo unos cheques para cambiarlos allá.

Posteriormente, el extorsionador hacer creer que está con la persona afectada, quien intenta sacar información de la ubicación del conductor y después intentó llegar a un acuerdo de pago con él.

Extorsionador 2 (E2): Señor, mire, aquí tenemos un problemilla con su familiar, ¿me escucha?

EB: ¿Están bien? Me dice que chocaron, ¿en qué carretera chocaron?, ¿dónde están?

E2: Mire, estamos aquí en Los Ramones, señor... Estamos en Los Ramones antes de llegar a Guadalupe, Nuevo León. ¿En qué parte se encuentra usted?

En esta parte de la extorsión telefónica es evidente que los delincuentes hablaban de otra entidad, al no saber que el municipio de Los Ramones, Nuevo León, se encuentra ubicado a casi 73 kilómetros de Guadalupe, y el tiempo de traslado sin trafico puede ser de una a dos horas.

El personal de atención del número de denuncia anónima ciudadana mencionó que lo que se debe hacer al recibir una llamada de este tipo es guardar la calma, colgar y marcar al 089.

"Es importante que cualquier llamada que reciban donde los amenacen, le pidan dinero o información personal, inmediatamente colgar y verificar la situación porque hay mucha gente que se va con la primera información que se le está dando y se asustan.

"No verifican lo que se les está mencionando, hay muchas personas que se les dice que es una extorsión y aun así depositan la cantidad de dinero que les piden", señaló personal del 089.

De acuerdo a información de la Policía Federal, el índice de llamadas de extorsión se ha incrementado en Nuevo León.

Javier Romo, inspector en jefe de la citada corporación, indicó que la incidencia registrada en 2011 fue de cinco casos ante la Procuraduría General de Justicia de Nuevo León, aunque esta cifra ha crecido con el paso de los años.

En 2012 se reportaron seis casos, en 2013 se registraron 10, para 2014 subió y llegó a 26, y para 2015 se tuvo 25 denuncias formales.
Y aunque sólo se tienen cifras del primer mes del año, las extorsiones en la entidad se han incrementado, pues en enero se reportaron 22 situaciones de este tipo.

Personal de atención del número 089, denuncia anónima ciudadana, dio a conocer algunos modus operandi de los extorsionadores, luego de que se registrara un intento de extorsión durante la emisión de Noticias 105.3FM, de Multimedios Radio.

"Es muy común determinar de qué estado (de la República) están marcando, por la modalidad.

"En Tamaulipas manejan mucho el familiar secuestrado, que ya las tienen identificado y que son de Los Zetas, con la intención de amedrentar a las personas. En Jalisco se da mucho la del familiar que viene de visita y en el Estado de México les dicen que se ganaron premios", indicó personal del 089.

CLAVES DELITOS CRECEN

• Las extorsiones provenientes de Tamaulipas hablan de un familiar secuestrado, las de Jalisco son de familiares en riesgo y las del Estado de México hablan de sorteos, indicaron.

• En enero se registraron 22 denuncias formales por extorsión ante la Procuraduría General de Justicia del Estado, sólo durante el primer mes de este año la cifra ya ha sido superada.