leyda estrada
27 de diciembre de 2015 / 04:51 p.m.

Monterrey.- Una habitante del municipio de Apodaca perdió todo su aguinaldo y el de su esposo, tras ser víctima de una extorsión telefónica, ya que fue engañada con el motivo de haber resultado ganadora de un premio por parte de una compañía telefónica.

Fue un total de 8 mil 500 pesos lo que depositó a diversas cuentas, pensando que así le depositarían el premio, sin embargo al llegar al banco y comunicarse de nuevo al número que le brindaron, le informaron que no existía tal premio y que había sido engañada.

Aunque en algún momento dudó, la afectada mencionó que esas personas tienen un alto grado de poder de convencimiento además utilizan diversas técnicas para envolver a las víctimas y lograr su cometido.

Ya que al interponer la denuncia, le indicaron que ya no podrá recuperar su dinero, Hernandez Perales solicitó apoyo de la comunidad.

Pese a los anuncios preventivos por parte de la autoridad, los fraudes telefónicos siguen registrandose.