18 de marzo de 2014 / 03:30 p.m.

Monterrey.- Alfonso Verde Cuenca, presidente del Consejo Ciudadano de Seguridad Pública del estado, aseguró que han fallado los programas de reinserción social para quienes salen de los penales, pero no todos los ex presidiarios son los culpables de la alza en hechos delictivos.

En entrevista comentó que en algunos delitos se ha mejorado, sin embargo falta mucho por hacer en la entidad.

"Yo creo que sí se está fallando, se pudiera hacer una crítica a todo el sistema penitenciario, definitivamente, pero no al extremo de quienes obtienen su libertad pueden en un momento determinado reincidir en aquellos delitos que los que de alguna manera fueron debidamente juzgados e internados en cumplimiento de sanciones privativas de su libertad.

"En algunos delitos se han mejorado, pero definitivamente en Nuevo León se tiene muchísimo por hacer en materia de seguridad, combate a la delincuencia, del enjuiciamiento criminal", sostuvo.

Indicó que es necesario hacer una policía investigadora, no únicamente que reprima.

"En Nuevo León tenemos mucho trabajo, no nada más trabajo policial, luego el de los policías es necesario que lo vayamos perfeccionando, mejorando porque tenemos todavía una policía simplemente que reprime pero no previene y no investiga aquellos delitos que de alguna forma han venido sucediendo.

"Necesitamos una policía científica de investigación en Nuevo León para que en paralelo la policía que ha funcionado como Fuerza Civil, de manera conjunta vayamos a reducir previniendo los delitos y los que se están cometiendo investigarlos y darnos cuenta si realmente son aquellos ex delincuentes que salieron en libertad y que pudieron haber participado en la escalada de la delincuencia", dijo.

Destacó que existe un grave problema en la entidad, que son los tres penales, que no han volteado a ver y sólo se han convertido en un almacén de internos.

"En Nuevo León no volteamos a ver qué es lo que está sucediendo en las tres penitenciarias, no pueden seguir convirtiéndose en un almacén de internos en situación que han sido sentenciados o mantenidos en prisión preventiva y que a la postre no sabemos ni tenemos la certeza de qué es lo que está sucediendo realmente con ellos, por eso pudiera llamar la atención la menera o tendría información muy privilegiada el comandante de la cuarta región militar en el sentido del tratamiento que se le está dando a los internos en las penitenciarías.

"Creo que a Nuevo León le hace falta trabajar en el sistema penitenciario, formar a los funcionarios de prisiones especializados para atender la problemática que se da precisamente en mantener con la seguridad, con el trabajo con la cultura, con el ambiente de las penitenciarías", señaló.

Marilú Oviedo