SANDRA GONZÁLEZ | MULTIMEDIOS DIGITAL
16 de julio de 2015 / 01:48 p.m.

Linares.- El retraso en la construcción de la Línea 3 del Metro no fue por negligencia sino por fallas técnicas, las condiciones del subsuelo y las lluvias atípicas que se registraron en Nuevo León durante los últimos meses, aseguró el gobernador Rodrigo Medina.

Durante una gira en el municipio de Linares, donde entregó obras públicas, el mandatario estatal atribuyó el resto de las complicaciones, principalmente a las dificultades en el subsuelo, como en el caso de la zona de Barrio Antiguo, por lo que se tuvo que modificar la estructura que demoró los trabajos.

"El retraso no ha sido producto de la negligencia, o de falta de hacer cosas, ha sido el clima y la lluvia y sobre todo el reto en la construcción de la obra que ha enfrentado conforme ha avanzado. Mucho de ello se puede prever, pero otras cosas son casi imposibles preverlas al 100 por ciento".

Medina añadió que habrá más cierres viales, pero ahora en Constitución, sin embargo serán parciales y no se repetirá la situación ocurrida en Félix U. Gómez, las cual será reabierta a la circulación el próximo mes.

El Gobernador reiteró que los comerciantes, que se han visto afectados por las obras, han recibido apoyos a través de la Secretaría de Desarrollo Económico y la Secretaría del Trabajo.

El pasado 13 de julio, el secretario de Obras Públicas, Luis Gerardo Marroquín, dijo que la única obra que se entregará a tiempo será el viaducto elevado, y será al gobierno entrada a quien le corresponda la inauguración.