31 de mayo de 2014 / 11:50 p.m.

Monterrey.- Tras el cada vez más continuo número de accidentes con ciclistas podría pensarse que es falta de atención a la autoridad en no prestar unidades de tránsito, cuando en verdad hace falta mucha más cultura de prevención.

Joel Mancinas, integrante de diversos grupos de ciclistas, y quien se encontraba en el lugar del atropello masivo de ciclistas en la Carretera Nacional este sábado, señala que de nada serviría solicitar a la autoridad uniformados de resguardo porque no podría enviar a todos, aunque esto podría solucionarse con mejor cultura vial.

Mancinas señala que en diversas ocasiones se solicita a la autoridad de diversos municipios el apoyo para resguardar caravanas de ciclistas, aunque no siempre son apoyados por la falta de elementos y unidades, provocando que muchas ocasiones ni siquiera se les soliciten el apoyo.

“Se ha pedido el apoyo de las autoridades en algunas ocasiones y nos lo han brindado; sin embargo en otras tantas no es posible, imagino que también ellos tendrán sus prioridades, y con la cantidad de grupos que tenemos también sea difícil”, señaló.

Ante ello hay algunas recomendaciones que como ciclistas adoptan, tales como reflejantes, viajar en grupo y hacerlo por acotamientos más que carriles de vehículos.

Sin embargo, detalla que de nada sirve el apoyo de la autoridad y las acciones preventivas del ciclista si quien conduce un auto no hace su parte al estar atento al camino, o como ocurrió en el accidente de la Carretera Nacional, que el conductor viajara a exceso de velocidad y en estado de ebriedad.

“Nuestra cultura, nuestra sociedad, sin que suene a culpar a alguien, nuestra propia autoridad y nosotros no hemos hecho lo necesario para generar esta cultura ciclista y que la gente entienda que podemos convivir. Todos los que seamos automovilistas, aquí hay una consecuencia de lo que puede ocurrir, no necesariamente como aquí ocurrió con influjos del alcohol”, destacó.

Ante eso, solicita mayor atención a cada gremio en la ciudadanía, pues finalmente un percance de esta índole, cambian la vida de forma brutal, o incluso acabar con ella.

Israel Santacruz