MARCELA PERALES @marce_reportera
26 de enero de 2016 / 09:29 a.m.

Monterrey.- Además de un déficit de elementos, a las fuerzas policiales del Estado les falta una verdadera profesionalización, así lo consideran especialistas y lo confirman ex uniformados.

"No nada más una prueba de confianza y con eso creemos que ya la persona es capaz o apta para ser policía, más bien necesitamos una verdadera escuela de profesionalización de policías y que hagamos mandos medios y jefes en esta escuela", dijo Jorge Martínez Cabrera, coaching en seguridad.

Señaló que en ocasiones, la Universidad de Ciencias de la Seguridad se ve rebasada y por eso no se logra una certificación completa de policías, aunado a la falta de gestión por parte de los mandos.

"Yo creo que haría falta que los mandos se pusieran bien de acuerdo para lograr una capacitación básica de todos", considera Martínez Cabrera.

"Los de Fuerza Civil tienen seis meses de academia, y los municipios, creo tres, desde ahí no hay una comparación, un mismo nivel de preparación", dijo.

Aunque se solicitó, el Gobierno del Estado no proporcionó el número de elementos certificados.

Un ex policía reveló que en muchas ocasiones, las corporaciones omiten las pruebas de confianza.

"Te dicen nada más que no pasaste las pruebas de confianza y te vas. ¿Sin que se las hayan realizado? Exacto", confesó el ex elemento.

Además, los requisitos que se exigen para formar parte de los cuerpos policiacos son cada vez menos. Ahora basta tener la primaria para ser un elemento operativo.

"Antes te pedían que tuvieras la prepa como mínimo, 1.70 de estatura, hoy te piden terminada la secundaria y la primaria y 1.65 de estatura en hombres", dijo el ex policía.

Otra cuestión son los elementos foráneos, aquellos que llegan con las ganas de trabajar, pero se retiran a los pocos meses.

“Se los pintan muy bonito, que el sueldo, que vas a tener equipo de primera calidad, cuando la corporación te provee lo básico", dice el ex elemento.

Telediario entrevistó a dos hombres nacidos en Chiapas y Oaxaca, y en efecto, a ambos les gustaría ser policías.

"Pues si la verdad, para defender a la gente que más lo necesita", menciona el oaxaqueño Crescencio Pérez.

"Claro que sí, por la seguridad, de que buscan siempre gente honrada, honesta", dijo José, quien es originario de Chiapas.

No obstante, el testimonio de alguien que ya pasó por una corporación que echa por los suelos esos sueños.

“Los primeros foráneos que llegaron aquí, llegaron y pensaron que iban a ganar los súper sueldos y que ellos iban a tratar de arreglar todo el estado, simplemente se dieron cuenta que no era lo que les prometieron", señala un ex policía.

Y aunque la percepción de seguridad sea diferente o haya mejorado, tanto los expertos como quienes vivieron la experiencia de ser policía, coincidieron que ésta serie de factores genera desconfianza en los ciudadanos.