28 de marzo de 2014 / 12:24 a.m.

Monterrey.- Durante 15 días, don Francisco Hernández esperó que le surtieran el medicamento que necesita para controlar su diabetes.

Una y otra vez acudió a la Clínica 15 del Instituto Mexicano del Seguro Social, pero nada. Al fin, un día, le dijeron que en la Clínica 3 le podían surtir la receta.

Cuenta que, lleno de contento, fue con el documento que le dieron, pero la triste realidad es que no se completó su dosis.

La diabetes es una enfermedad que requiere mucho control, tanto de dieta como de medicamento.

Mientras no se aplica la medicina, existe el riesgo de que se eleven los niveles de glucosa y la consecuencia puede ser fatal. Por eso don Francisco instistía todos los días en ir por su medicamento.

La falta de medicinas parece no ser privativa de una sóla Unidad Médico Familiar, pues son ya varias las que son denunciadas por los derechohabientes.

En la Clínica 3, ubicada en Félix U. Gómez y Colón, también se vive el problema.

Los derechohabientes del IMSS consideraron que se debe buscar un solución porque, mientras no se les den sus medicamentos a tiempo, corren riesgo de que sus enfermedades crónicas se salgan de control.

Francisco Zúñiga