9 de julio de 2014 / 04:03 p.m.

Monterrey.- El director de Renace, Martín Carlos Sánchez Bocanegra, manifestó que faltan más celdas municipales en la entidad que realmente cuenten con la infraestructura adecuada para que no se violen los derechos humanos de los detenidos, y tienen que participar estado y municipios.

En entrevista comentó que en Monterrey, Guadalupe y San Nicolás siempre están saturadas, pues son cárceles que fueron pensadas y diseñadas sólo para responder a faltas administrativas con detención de horas, situación que actualmente no sucede.

"Son cárceles que fueron pensadas y diseñadas para responder a faltas administrativas, con detenciones por horas, de la gente que está recluida por lo tanto no están preparadas para detenciones más prolongadas, no existe ni la infraestructura, ni los recursos económicos, ni el personal calificado para atender este tipo de cárceles municipales.

"Es evidente que estas cárceles municipales requieren de mayor inversión de una mejor preparación para soportar la demanda que existe en una ciudad tan grande como el área metropolitana de Monterrey", comentó.

Indicó que es necesario que las autoridades realicen una revisión a fondo en estos lugares y se apliquen los recursos necesarios para mejorar, y de ser así podrían funcionar como celdas para delincuentes de baja peligrosidad.

"Siempre están carentes de poder responder a las carencias básicas de la  gente detenida. Atendiendo los tiempos modernos y el nuevo sistema de justicia, sí deberíamos de estar pensando que a nivel estatal las cárceles municipales deberían de cumplir otro objetivo bien equipadas y buen recurso necesario.

"Estas cárceles pueden ser utilizadas como cárceles de baja peligrosidad para personas que son acusadas de un delito menor o gente que es sentenciada de un delito no grave, también pudiera estar en este tipo de cárceles siempre y cuando se tuviera el recurso necesario", refirió.

Sánchez Bocanegra, comentó que muchas ocasiones se detiene a la persona e incluso de le traslada a los penales, cuando ni siquiera han cometido delitos mayores.

Además hizo referencia al nuevo sistema de justicia penal, que ha logrado menor ingreso de personas a los centros penitenciarios al permitir a la gente estar en libertad cumpliendo la sentencia.

"Vemos claramente que en los reclusorios del estado no hay el suficiente espacio para estar atendiendo a la gente que está detenida, (en los penales) llegaron  a haber 10 mil gentes, creo que ahora están abajo ya de 9 mil, unos 8 mil 500 que tiene que ver mucho con el nuevo sistema de justicia que permite que la gente esté en libertad, pero sí creo que es una buena alternativa siempre y cuando se diseñe de manera adecuada", mencionó.

Por último señaló que es urgente que a nivel nacional volteen a ver la situación actual de las celdas municipales para dirigir mayores recursos.

FOTO: Archivo

MARILÚ OVIEDO