22 de enero de 2014 / 02:09 p.m.

Monterrey.-  La tragedia de la familia Miguel García, a la que se le incendió su casa, puede repetirse porque hay más viviendas en esa colonia que tienen fallas en el sistema eléctrico, además de otras deficiencias de construcción.

Cualquier día de estos puede desatarse otro siniestro en la colonia Serranías, un sector de reciente creación –apenas cuatro meses- en el municipio de Escobedo.

Repuestos apenas del susto y sin nada más que la ropa que llevan puesta, María de la Luz García Becerra, su esposo Francisco Miguel Félix y el pequeño héroe Francisco Javier, buscan ahora la solución a su problema, aunque ya comenzaron a mostrarse los actos de solidaridad.

"Los del DIF fueron y nos dijeron que nos ayudarán y los compañeros de escuela de mi hijo hicieron una colecta y se la llevaron", comentó el afectado.

El caso trascendió porque durante el incendio en la casa marcada con el número 129 de la calle Cerro de Ajusco, Francisco Javier de 13 años y su hermanita Perla Johana quedaron atrapados en el segundo piso, amenazados por las llamas.

Fue cuando el pequeño abrió la ventana para que entrara el aire y luego logró sacar a la niña por la ventana.

"La gente estaba abajo y me decía que la aventara y yo creí que no podía pasar por entre la reja y no sé cómo, pasamos. Sí me quemé las manos, pero nos salvamos", dice el pequeño héroe.

El pasado martes un sillón de la vivienda se incendió, aparentemente al caerles chispas por el corto circuito en uno de los focos del techo.

García Becerra dijo que era frecuente que los focos tronaran y que los problemas con instalaciones eléctricas es algo común entre los vecinos de la colonia Serranías y, aunque se quejaron con la constructora Axis de Monterrey, no recibieron respuesta.

El Infonavit ofreció su apoyo para buscar una solución y, en su caso, demandar a la empresa constructora. Pero, mientras, necesitan sacar adelante sus necesidades básicas pues perdieron todo: muebles, ropa, útiles escolares.

Este acto de heroísmo del pequeño Francisco ha llamado la atención de todo Monterrey y le ha acarreado algunas muestras de apoyo.

Pero a final de cuentas, los héroes no viven de los aplausos, así que la familia deberá trabajar duro para empezar otra vez.

Francisco Zúñiga