ERIK SOLHEIM ROCHA
11 de enero de 2016 / 11:25 a.m.

Guadalupe.- Un incendio terminó con el patrimonio de una familia habitante de Guadalupe, por lo que la madre de dos niños, pide apoyo a la comunidad para salir adelante.

Eran las cinco de la tarde del domingo cuando un cortocircuito provocó el fuego en la vivienda marcada con el 105 de la calle Miguel Auza y Pino, en la colonia Cañada Blanca.

La madre soltera se encontraba dormida y sus pequeños jugando en la sala; al extenderse el siniestro fue María San Juan, tía de la afectada, quien salvó la vida del pequeño Francisco, de 7 años, mientras sus juguetes y útiles escolares eran consumidos por el fuego.

Tras el siniestro, Protección Civil determinó que no podían permanecer en la vivienda, debido a los daños en su estructura, por lo que tuvieron que pasar la noche en casa de un familiar.

Para salir adelante, la familia pide a las autoridades y la comunidad se toque el corazón y pues recibir apoyos de cualquier tipo, por lo que ponen a disposición el número 83413697 con Alexandra Mata para recibirlos.