14 de abril de 2014 / 09:44 p.m.

Monterrey.- A dos días de que un incendio acabó con todo su patrimonio, una humilde familia del municipio de Escobedo permanece prácticamente en el olvido y sigue esperando el apoyo.

Hasta ahora solamente les han entregado algunas despensas por parte del DIF Municipal, pero aún deben pernoctar en la casa de unos vecinos que se han solidarizado.

Este hecho aconteció el sábado a las 11:00 horas en el domicilio marcado con el número 220 de la calle San Pedro de Asís, en la colonia Praderas de San Francisco segundo sector.

"Mis vecinos corrieron junto conmigo a apagar con botes de agua, con mangueras, solamente así pudimos apagar el fuego, porque mis vecinos fueron los que me apoyaron mucho", explicó la señora María Oralia Alvarado Torres al recordar aquellos momentos.

El ama de casa, su esposo, de oficio albañil, así como sus cuatro hijos, de 3, 5, 10 y 15 años de edad, quedaron en la calle en tan sólo unos momentos.

"Sí, perdimos todo. Realmente no pudimos recuperar nada. Yo pensaba en meterme a mi casa (el día del incendio) para recuperar algo, pero no recuperé nada. Realmente se fue todo", expresó casi al borde de las lágrimas.

Alvarado Torres dijo que la vida les cambió en tan sólo unos minutos, pues ahora se encuentran en medio de la zozobra y la desesperación.

"No lo podemos creer todavía que se fue todo. Nunca pensamos que nos iba a pasar esto a nosotros. Realmente ahora comprendemos lo que siente la gente cuando pierde todo", reiteró.

Durante el domingo y con la ayuda de vecinos, la familia se dio a la tarea de limpiar la casa, que quedó completamente vacía y dañada.

"Yo les digo a todos los que me puedan ayudar, que me ayuden. Realmente, Hoy por mí, mañana por ellos. Yo confío en Dios en que va a poner a esas personas y me van a ayudar", aseveró.

Hasta el momento María Oralia no se explica cómo comenzó el fuego, que arrasó primero con un cuarto y luego se extendió casi a toda la casa.

Las personas o instituciones que deseen ayudar a la familia Solís Alvarado pueden comunicarse al teléfono 811 607 7055.

Agustín Martínez