AGUSTÍN MARTÍNEZ 
2 de julio de 2015 / 01:30 p.m.

SAN NICOLÁS.- La tarde de este martes, en el municipio de San Nicolás tuvo lugar un incendio que termino con la casa rodante de Liliana Rivas López, quien junto con su pareja se dedica a la venta de boletos y artículos infantiles en un circo ubicado en la avenida Rómulo Garza, mientras que sus hijos desempeñan actos circenses en el mismo circo.

El siniestro se registró cuando Liliana se dirigía acompañada de su pareja, tres de sus hijos, un bebé de nueve meses y su mascota, un pitbull llamado 'Percy' a la colonia Fomerrey 35 a visitar a unos familiares.

En cuestión de segundos, el humo que comenzó a salir del tablero y del motor de la casa rodante se avivo y de un momento a otro el fuego envolvió la unidad, lo cual provocó que la puerta quedara atorada, pero 'Percy' logró abrirla y con ello poner a salvo a sus amos.

La casa rodante fue pérdida total, por lo que Liliana pide el apoyo de las instituciones y de la comunidad, pues esta casa rodante era su vida, una que siempre ha girado en torno al circo y la cual se ha visto afectada desde la prohibición de animales en actos circenses.

Liliana Rivas
Liliana Rivas trabajó en el Circo Chino de Pekín. | AGUSTÍN MARTÍNEZ 
Liliana Rivas
La familia Rivas logró salvarse gracias a uno de sus integrantes: Percy, de cuatro patas. | AGUSTÍN MARTÍNEZ
Liliana Rivas
Los Rivas se dedican a hacer reír y entretener a la gente con su talento circense. | AGUSTÍN MARTÍNEZ
Liliana Rivas
Hoy, la actriz circense Liliana Rivas, enfrenta el mayor acto de su vida: sobreponerse del incendio de su casa rodante. | AGUSTÍN MARTÍNEZ

Según Liliana la industria circense ha ido en decadencia desde la retirada de los animales, defiende el uso de animales en los shows, pues el público los pide constantemente, asimismo niega el que sean víctimas de maltrato. 

“Si los animales en realidad fueran maltratados, como dicen, pues creo yo que los animales salieran muy lastimados (de los shows), sí estuvieran maltratados; pero nosotros dependemos de los animales, y por eso los cuidamos”, subrayó.

Liliana desconoce si continuaran en los circos, pero de lo que si está segura es que tendrá que salir adelante por ella y por sus siete hijos. 

“Ni escuela ni nada, por lo mismo, porque en el circo lo teníamos todo: escuela (...) les enseñaban muchas cosas, y pues pensábamos que iba a ser un futuro, pero todo se nos vino abajo”, recalcó.