ZYNTIA VANEGAS | @ZyntiaVanegas
22 de junio de 2016 / 08:45 a.m.

Monterrey.- En los primeros tres meses del año el reporte de calidad del aire del Gobierno de Nuevo León muestra que el área metropolitana tuvo apenas 15 días limpios contra 76 en los que se superaron los 100 Imecas por contaminante. Santa Catarina es uno de los municipios más afectados, ahí, las familias sufren en carne propia los estragos de la contaminación.

Alicia jamás imaginó que vivir cerca de las pedreras afectaría su vida y la de su familia, al grado de tener que dejar su casa por problemas de salud.

En el año 2003 llegaron a habitar una casa en la colonia Misión, Alicia estaba embarazada de su segunda hija de nombre Emma que al nacer tuvo sus primeros síntomas de falta de aire.

"Llegué embarazada a una colonia que está no tan cercana de las pedreras pero de alguna manera nos afectaba. Cuando Emma tenía como tres o cuatro meses de edad fue la primera vez que presentó una afección en los bronquios, y bueno, a partir de ahí han sido nebulizaciones y medicamentos para controlarle el asma y las alergias", contó Alicia.

Pero no solo Emma sino también su hermano Saúl que tenía tres años empezó con tos crónica, por lo que el problema de salud se convirtió en una crisis económica al grado de endeudarse con las tarjetas de crédito para atenderlos.

Pedreras en Santa Catarina
Alicia jamás imaginó que vivir cerca de las pedreras afectaría su vida y la de su familia, al grado de tener que dejar su casa por problemas de salud | ROBERTO ALANÍS

"Mi casa parecía farmacia. (Gastábamos) unos dos mil pesos por semana, los jarabes se terminaban y había que comprar otra vez o las ampolletas porque los nebulizadores no nada más son con agua sino con medicamento para las crisis de asma", indicó la madre de familia.

La familia López Montelongo comprendió que el problema era el aire contaminado que respiraban por la cercanía con las pedreras.

Rodolfo Posadas
Rodolfo Posadas, neumólogo | ESPECIAL

Rodolfo Posadas, neumólogo y especialista en el tema, advierte que las partículas que viajan en el aire generan daños en la salud que pueden costar la vida.

"Desde luego hay un mayor esfuerzo para respirar con todas las consecuencias que traen (las pedreras). Las personas que tienen un problema previo sienten con más frecuencia estas molestias o incluso pueden ya no contarlo por una crisis fatal, esto en corto plazo, y en largo plazo también hay estudios se sabe que las personas viven menos", mencionó el especialista.

Asma
El advierte que las partículas que viajan en el aire generan daños en la salud que pueden costar la vida | ESPECIAL

Al vivir estos efectos en carne propia Alicia y su familia se mudaron a la colonia Santa Cecilia, en Santa Catarina. Hoy Emma tiene 13 años y su hermano 15, pero siguen en tratamiento.

"Tenemos ocho años viviendo aquí, de este lado de la ciudad, y sí hubo una mejoría en cierto aspecto, no tan constante, no se han aliviado del todo, pero no hubo crisis tan severas ni constantes".

Los jóvenes se acostumbraron a crecer con los estragos de este padecimiento y ahora las actividades tan cotidianas como jugar futbol las realizan con medidas de seguridad.

La familia de Alicia habita ahora a cinco kilómetros de donde se encuentran las pedreras, sin embargo las consecuencias los siguen a donde quiera que van.