sandra gonzález
24 de diciembre de 2015 / 05:46 p.m.

Monterrey.- Esta Nochebuena y Navidad no será la mejor para cientos de personas que esperan buenas noticias de sus familiares internados en hospitales de la localidad.

Un caso es el de la señora Angélica Montoya Sánchez, quien llegó del DF al enterarse que su hermano se lesionó las rodillas al caer de un tercer piso mientras trabajaba. Consiguió que la empresa le pagara un cuarto mientras su familiar permanece internado en el Hospital de Zona #21 del IMSS.

Otros no fueron tan afortunados y no les queda más que aguardar a la intemperie, como Manuel López Lerma. Su cuñado tuvo un accidente laboral y él y su esposa tuvieron que venir desde los Monchis, Sinaloa. La falta de recursos económicos los tiene desde el lunes en estas condiciones y pasarán estas festividades lejos de sus hijas.

Pasar por esta situación hace que las personas le den más valor a la familia y tomen conciencia de la necesidad del apoyo entre la sociedad.

La comida nunca falta afuera de este hospital gracias a la caridad de algunas personas, sin embargo debido a que los indigentes o viciosos también se reúnen en ese sitio esperando dádivas, la zona se vuelve insegura para los familiares de pacientes.