1 de marzo de 2014 / 03:38 a.m.

Monterrey.- De ser hallado responsable del delito de difamación, el ex secretario de Seguridad, Aldo Fasci Zuazua podría incluso alcanzar pena de privación de libertad, pues así lo contempla la ley, aceptó el procurador del estado, Adrián de la Garza Santos.

Por lo pronto, dijo que se le dará trámite a la denuncia presentada por el empresario casinero, Juan José Rojas Cardona, y se investigará como procede.

Si se hallara culpable al ex funcionario, podría ir a prisión. "Hay sanciones privativas de la libertad, también, que no son graves, pero también pueden llegar a eso", reconoció el Procurador.

El agente del Ministerio Público que integra la averiguación, realizará las diligencias que considere pertinentes y llamará a declarar a quien considere puede aportar algún dato o evidencia sobre el caso, para tener una visión que permita decidir lo más justo.

Adolfo Fasci Zuazua declaró que no iba a aceptar que la ciudad sea gobernada por José Rojas Cardona como ocurre actualmente, cuando anunció su intención de dirigir al PRI municipal.

Al día siguiente, Juan José Rojas Cardona, dueño de varios casinos que operan en Nuevo León, interpuso la denuncia penal en contra de Aldo Fasci Zuazua, por los delitos de Calumnias y el tipificado en la ley sobre Delitos de Imprenta.

Rojas Cardona señala a la autoridad competente: "Quiero precisarle que todo lo anterior es completamente falso, ni tengo relación alguna con cárteles de la droga, ni controlo la ciudad de Monterrey, tampoco ofrece pruebas al respecto al aseverar tales raciocinios".

Advirtió que Fasci Zuazua le imputó un delito al relacionarlo con personas del crimen organizado, y además atentó contra la administración municipal, al afirmar que él es quien "manda" o maneja Monterrey.

El Procurador De la Garza González aclaró que por ser un delito de instancia de parte, la acción penal se extingue si la parte acusadora se desiste por alguna razón.

Francisco Zúñiga Esquivel