8 de marzo de 2014 / 09:01 p.m.

Monterrey.- Aldo Fasci Zuazua advirtió, unas horas antes de rendir protesta como dirigente del PRI en Monterrey, que la confrontación política no será con el PAN ni con la alcaldesa de Monterrey, de la que dijo, no tocará ni con el pétalo de una "margarita".

"De que vamos a lucha por ganarles, ni duda... pero con propuestas concretas muy precisas, en virtud de que los problemas de Monterrey tienen años", subrayó.

Fasci Zuazua declaró que su meta es recuperar la esperanza, pero todavía ir más allá de la esperanza a los hechos y luchar por transformar a la ciudad que está "¡destrozada!", por las malas administraciones.

De entrada, dijo, pretende ganar la confianza de los priistas, unirlos y adquirir la fuerza que requiere el PRI de la ciudad capital, posteriormente la de los ciudadanos.

"Es evidente que la ciudad regiomontana no ha sido bien administrada y mejor gobernada, ni en la presente administración, ni en la de sus antecesores (Fernando) Larrazabal y (Adalberto) Madero", indicó.

Además precisó que se apoyará mucho en los jóvenes con la firme idea de que se enteren que en el PRI hay gente con talento, con experiencia y no son advenedizos.

"La política es una profesión... y hay que respetarla porque la democracia no es un tema de aficionados, es la democracia un mandato del pueblo y se debe dejar en manos de quien sabe", advirtió.

También consideró que el Gobierno, en sus tres niveles, no es una empresa, sino un tema social muy serio y ese es su reto mayor que va mucho más allá de una contienda electoral.

"No se trata nada más que el PRI gane, sino recuperar Monterrey, y ese es el tema principal porque nuestra ciudad capital no puede ni debe seguir así, en manos de malos gobernantes.

"Vamos a combinar la experiencia con la juventud, para lograr el Monterrey que ellos quieren y todos anhelamos. Hay muchos que dicen quiero estar en Monterrey, pero no me gusta la ciudad.

"La mujer será el tema fundamental en esta tarea, en Monterrey especialmente debemos de atender muy bien las necesidades de las regiomontanas, por edades, por sectores y capacidades, porque hay mujeres que desean participar en política, otras que desean estar en su casa, otras que les gustará trabajar en empresas y desde luego otras que se interesan en actuar en los cuerpos de Policía en sus tres niveles", puntualizó.

Con información de Vico Canales