JOEL SAMPAYO CLIMACO
18 de agosto de 2015 / 11:31 a.m.

Monterrey.- Cinco kilómetros tiene apenas uno de los ejes viales más céntricos de Monterrey, la avenida Félix U. Gómez, castigada con rudeza durante casi dos años a medida que las retardadas obras de la Línea 3 del Metro han impedido el libre tráfico.

Y mientras el progreso va matando en abonos a vecinos, comerciantes e industrias, echamos un vistazo a este tramo que inicia sobre la avenida Constitución, junto a los Condominios, y acaba en los límites de Monterrey y San Nicolás, sobre avenida Los Ángeles, aunque en realidad se extiende cambiando de nombre por el de Adolfo López Mateos y Carlos Salinas de Gortari antes de caer en Apodaca.

En el primer tercio del siglo veinte, lo que conocemos como Félix U. Gómez, llegaba hasta lo que ahora se llama avenida Colón. Una productora de manteca, Industrias González, un gran almacén de muebles, Salinas y Rocha, líneas de tranvías y renes, comenzaban a darle vocación industrial a la calle, aunque surgió una colonia, la Obrera donde residían mayormente los trabajadores de la vecina Fundidora de Fierro y Acero de Monterrey.

En 1930 fue fundada la Preparatoria Técnica Álvaro Obregón, gran generadora de mano de obra especializada la avenida fue extendiéndose al norte y surgieron distribuidoras de fierro, una cementera, un cine de películas para adultos y los precursores de la venta de fayuca en Monterrey, Penny Riel.

Y los barrios fueron envejeciendo, mientras la zona metropolitana lanzaba sus tentáculos a zonas cada vez más lejanas.
Félix U. Gómez, la avenida, eje del centro de Monterrey, aún mueve una 'patita', agobiada por el daño colateral de los trabajos de una Línea 3 del Metro que también se hacen viejos.