14 de julio de 2014 / 01:29 a.m.

Monterrey.- Si una novia es bella,13 en el mismo lugar al mismo tiempo lo son más; eso fue lo que ocurrió el sábado en una boda masiva en la que parejas, se juraron amor eterno y después firmaron ante el juez.

Las novias en su vestido blanco algunas esperando la llegada de un nuevo ser en su vientre, otras acompañadas de sus hijos, no podían ocultar su ilusión.

La ceremonia religiosa que se celebró en la iglesia Santa Rosa de Lima, les dejó un mensaje.

Los contrayentes disfrutaron de una recepción que fue pagada por la empresa donde laboran y aunque las estadísticas señalan que los divorcios van en aumento, ellos decidieron que el matrimonio era lo que querían para estar más unidos.

FOTO: Especial GUADALUPE SÁNCHEZ