ISRAEL SANTACRUZ
20 de julio de 2016 / 05:56 p.m.

MONTERREY.- El caos vial y los accidentes ocasionados por el tránsito de trenes podrían quedar en el pasado luego de que se firmara un convenio para retirar las locomotoras del área metropolitana y concluir el libramiento periférico ferroviario, inconcluso desde hace décadas, aunque para ello la ciudadanía tendrá que aguardar al menos 20 meses.

El gobernador Jaime Rodríguez firmó el convenio con la empresa Ferromex, encargada de los trenes que circulan en Nuevo León, así como con Kansas City Southern, empresa poseedora del complejo ferroviario en la avenida Manuel L. Barragán.

Con la firma se pretende que a partir del próximo mes de agosto inicien los trabajos para instalar 21 kilómetros de vías férreas del libramiento periférico ferroviario y se le dé mantenimiento a 18 kilómetros adicionales de vías. Ambos trabajos tendrán un costo de 700 millones de pesos para la empresa Ferromex, y una duración de 20 meses, sacando de la ciudad 19 trenes de un total de 29 que circulan en la ciudad.

En tanto la empresa Kansas City Southern realizará un estudio para reubicar sus patios ferroviarios, desalojando los existentes en la avenida Barragán, los cuales serán cedidos al gobierno del Estado. Esta acción hará que los 10 trenes restantes dejen de circular por el área metropolitana.

El mandatario estatal afirmó que una vez fuera de la ciudad, se buscará un esquema de transporte urbano aprovechando la infraestructura ferroviaria, aunque sin precisar si una línea de Metro, Ecovía o tren ligero.