FRANCISCO ZÚÑIGA ESQUIVEL
7 de noviembre de 2017 / 07:42 p.m.

MONTERREY.- Las firmas en papel para validar las candidaturas independientes se prestan a corrupción, pues no se podrían verificar en su totalidad para garantizar que son reales, por lo que las autoridades electorales no deben cambiar el esquema, consideraron los coordinadores legislativos del PAN y el PRI, Arturo Salinas y Marco A. González, respectivamente.

Las reglas están ya establecidas, y ambos líderes coincidieron en que si el gobernador Jaime Rodríguez Calderón está batallando para recabar firmas, es porque la gente no quiere firmar.

Sobre la propuesta del Ejecutivo de que le rebajen el día que estuvo en la Ciudad de México, los coordinadores consideraron que debe ser gobernador de 24 horas, pero mientras los problemas en el Estado crecen, como la inseguridad, el mandatario estatal trae la cabeza en recabar firmas para su candidatura independiente a la Presidencia de la República.

“Las peticiones que hace al INE tienen que ver más con decepción de ciudadanos con candidatos independientes, la gente no les quiere formar, no porque la aplicación sea mala”, dijo el diputado del PAN Arturo Salinas.

“Las firmas en papel se prestan a que sean de mentiras que no sean de verdad, que se aboque más a que lo que pudo pasar”, señaló Marco González.



dat