MARCELA PERALES
10 de enero de 2018 / 08:48 a.m.

MONTERREY.- El delito de tráfico de flora protegida no solo involucra a extranjeros, autoridades o ejidatarios.

Aparentemente, la venta de estas especies también se da en la zona metropolitana de Monterrey.

Tras una búsqueda por redes sociales, negocios online y medios de publicidad, el equipo de Telediario encontró un vivero donde venden diferentes cactáceas.

Muchas de las especies vistas no están protegidas en la Norma 059, de otras fue difícil identificar por el nombre que les ponen los vendedores.

Lo que si advirtió de una es que se necesitaba permiso, porque era ilegal.

El comerciante aseguró que contaba con los permisos correspondientes, sin embargo, eso no exenta que la especie ya no viva en su hábitat.

A decir de especialistas, otra razón es que las personas las compran por gusto o afición.

La falta de conocimiento del problema también ayuda a que el delito se concrete.

La estadística lo reafirma, pues la PRFEPA llega a recibir solo de 4 a 5 denuncias por año, referentes al saqueo, tráfico y venta de flora protegida.

Esta es una de las consecuencias de la pérdida de especies exclusivas de México, de Nuevo León.

Aquí mismo cae la recomendación de especialistas, lo mejor es no comprarlas, pero si se va a hacer al menos que sea de forma legal.


ilp