27 de agosto de 2014 / 12:25 a.m.

Monterrey.- El derrame sobre el río San Juan significa la muerte de muchas plantas y gran parte de los animales que conviven en la zona, y no se ve que se esté llevando a cabo un plan de contingencia para rescatar la flora y la fauna de las orillas del río.

El catedrático e investigador Arcadio Valdez González, quien considera que el desastre ecológico se verá en el futuro, pero por ahora, lo que está causando es la muerte de los seres vivos que tienen contacto con el hidrocarburo.

"Los organismos que quedan en cubiertos con este producto se le dificulta la respiración, su desplazamiento y mueren", dijo el biólogo.

En la zona conviven unas 50 especies de peces, por lo menos unas 80 especies de aves e innumerables tipos de planta. Al quedar embarrados, la piel no respira, pero también puede llegar a sus fosas nasales. Las plantas, cubiertas por el crudo no pueden realizar la fotosíntesis.

En resumen, todos mueren, explica el investigador de la Facultad de Ciencias Biológicas de la Universidad Autónoma de Nuevo León.

"Si se toma ese tipo de productos irrita demasiado el sistema digestivo, en especial  el hígado y los riñones sus funciones se ven comprometidas", dijo.

Valdez González considera que los métodos de limpieza del cauce del río y la acción social son acertadas, pero no se ve una acción para rescatar fauna y flora del río San Juan.

Por ejemplo, habría que capturar a cada animal, por pequeño que sea, y limpiarlo.

"Si se ve vida silvestre dañada se debe capturar, someterse a un proceso adecuado en cautiverio por varios días y alimentarlas por tres semanas", dijo.

Recomendó tener mucho cuidado también con el ganado, pues en caso de beber el agua contaminada, su organismo puede sufrir daños irreversibles.

FOTO: Jesús Rocha

FRANCISCO ZÚÑIGA