MARILÚ OVIEDO
31 de octubre de 2015 / 06:25 p.m.

Monterrey.- Ya se acerca el día de muertos y entre gritos de chiles y el aroma de tacos, las calles del centro de Monterrey se pintan con las tradicionales flores de cempasúchil y mano de león.

En estos días la zona centro no duerme, pues desde temprana hora decenas de vendedores están listos con las flores que son traídas del estado de Durango.

"La flor la traemos de Durango, las ventas han estado muy buenas, ayer muy buenas, llegamos desde tres días antes del primero, tres días", contó Raúl Valdés

La mayoría de los vendedores vienen en familia, son primos, hijos o hermanos, como el menor Abraham que es primo de Raúl.

"Todos los años viene mi familia a vender, antes de que yo naciera, ya tenemos como 20 años, la primera vez que vine tenía como tres años, sí me gusta vender", dijo Abraham Urbina, quien tiene 12 años de edad.

En los 20, 30, o 40 pesos, se venden los ramos, aquí aprovechan todos, incluso las personas que van a revenderlos afuera de los panteones.

"Cada año vendo flores, ahorita vine porque mañana no puedo y son para llevarlas a un panteón y también vendo aquí. Ando desde las seis de la mañana, me faltan unos ramos y me voy a poner a vender, hoy vine por 160 y ayer por 150, me voy a ir al panteón de la Piedad a Guadalupe2, contó una compradora de nombre Esmeralda.

En las calles de Vicente Guerrero y Ruperto Martínez, es imposible no ver a las decenas de camiones prácticamente pintados de amarillo.

Alguna unidades cargan hasta dos toneladas de flores y otros hasta 4 mil ramos de flores de cempasúchil y mano de león.

Este sábado hubo quien compró flores porque por la tarde acudirían al panteón.

"Tenemos la costumbre de ir antes del dos a dejar las flores a mis abuelitos y a otros familiares. Llevo dos ramos, vamos a ir al Panteón Los Ángeles, ahí tenemos a nuestros familiares", dijo Melissa.

La joven no comparte la idea de festejar costumbres que no son mexicanas.

"Yo creo que se centran más por otras tradiciones que no son de nosotros y no tanto por recordar a sus antepasados", comentó.

Aún hay tiempo para comprar las flores, así que no lo piense dos veces para evitar las compras de último momento y también precios altos.