RICARDO ALANÍS | MILENIO DIGITAL
8 de octubre de 2015 / 04:55 p.m.

Monterrey.- A unas horas de haber sido aprobado su nombramiento como procurador de Justicia de Nuevo León, Roberto Flores Treviño declaró –sin detallar- que hará una "limpia" en la Agencia Estatal de Investigaciones.

Luego de que se le tomara la protesta para fungir al frente de la dependencia, dijo que tiene la encomienda de actuar con mano dura y con firmeza, y anunció que reunirá a los detectives para que sostengan una plática con el mandatario estatal.

Tocó el tema de un posible delito en el que dos comandantes de esta corporación que recuperaron dos tráileres reportados como robados y que habrían sido registrados a su nombre.

Los detectives en cuestión son Everardo Padrón y César Novoa, los dos fungen como comandantes del Grupo Halcón, cuya labor es combatir el robo de vehículos.

Los servidores públicos están destacamentados en el centro de Monterrey.

“Yo tengo una encomienda: actuar con mano dura, actuar con firmeza y con corazón; yo le aseguro que lo primero que vamos a hacer es limpiar la Agencia Estatal, vamos a juntar a los agentes, a los detectives, vamos a hacer evaluaciones para saber quiénes están haciendo su trabajo y quiénes no, los vamos a traer con el gobernador para que el gobernador hable con ellos.

“Ahorita tenemos un escándalo ahí, ¿verdad?, es público, todo mundo lo sabe, está uno de los detectives, uno de los jefes involucrado, o le suena, o se le dice de que está involucrado en una cuestión de unos tráileres, hay que investigarlo, hay que ver si es cierto, hay que ver si es una vendetta de grupos internos, no nos podemos ir con la finta, tenemos que investigar todo a fondo”, explicó.

Dijo que las averiguaciones de casos relevantes y difíciles serán analizados con un equipo especial compuesto por cuatro abogados.

Comentó que su principal reto es lograr que la gente confíe en la Procuraduría de Justicia, ya que si eso se logra, el ciudadano va a denunciar y a su vez, los índices delictivos subirán, en vez de bajar, pero que ese ascenso será porque hay más confianza y por consecuencia más denuncia.

Según Roberto Flores, al momento en que le tomaron la protesta, estaba enterado de que alrededor de 600 personas ya habían solicitado una cita con él para plantearle algún asunto, en su calidad de procurador.