ERIK SOLHEIM ROCHA
11 de octubre de 2016 / 04:14 p.m.

MONTERREY.- Pese a la lluvia de críticas y contrario a toda opinión ciudadana, el Congreso Local no descartó y frenó "a medias" la compra de 22 autos último modelo para el uso de los diputados.

El coordinador de la bancada del PRI, Marco González, quien es el encargado de la adquisición de los vehículos, dijo que primero se propondrá dar mantenimiento a las necesidades del Congreso y si sobra dinero buscarán comprar los carros.

No obstante, dijo que si no hay consenso la compra, quedaría descartada.

Aunque reconoció que comprar autos último modelo para los diputados no es una prioridad, tampoco desistió de la intención de adquirirlos.

"No es un tema en el que estemos obsesionados, no es la prioridad, ya en su momento se verá y si hay remanentes se podrán comprar y si no hay consenso tampoco no se compran, no pasa nada".

"Si hay un consenso para sacar primero lo que más urge que es elevadores, el parque aledaño, rampas y sobra algo ya tocaremos el tema de la flotilla".  

González justificó que durante la legislatura han perdido al menos siete vehículos por diversos motivos, y que requieren ser sustituidos.

"Hemos tenido cinco carros que se han dado de baja que no los hemos sustituido, tenemos el carro pérdida total del diputado Sergio Pérez, tenemos un carro que nos robaron en julio, si fuéramos rigurosos ya tenemos siete carros que tendríamos que sustituir y no lo hemos hecho".

Según explicó el diputado, aproximadamente en un mes presentará a los demás legisladores una propuesta para reparar los elevadores del congreso, un parque aledaño e instalar rampas para discapacitados; todo con presuntos ahorros de 7 millones de pesos provenientes del gasto corriente; no obstante, si sobran recursos insistirán en comprar los carros.